Los usuarios del portal web de búsqueda de alojamiento Airbnb deberán pagar impuestos locales en más ciudades del mundo, incluidas Washington y Chicago, tras las acusaciones de competencia desleal del sector hotelero.

Airbnb anunció esta semana el acuerdo con la ciudad de Amsterdam (Holanda) y San José (Califonia) para retener el impuesto local de alojamiento que será efectivo a partir de esta semana.

Además, acordó un acuerdo similar en las ciudades de Washington y Chicago a partir del 15 de febrero.

Con sede en San Francisco (California), este sitio permite a particulares reservar vía internet una habitación, apartamento o incluso una casa. Según el sitio, cuenta con más de 17 millones de usuarios y permite alojarse en más de 34,000 ciudades de 190 países.

Airbnb ya retuvo 5 millones de dólares en impuestos en San Francisco y en Portland, Oregón (noroeste de Estados Unidos) y "continúa (sus) discusiones productivas para una iniciativa similar en Francia", indicó el responsable de relaciones públicas de Airbnb, David Hantman, en el sitio del grupo.

"Airbnb ha trabajado en estos años con las autoridades locales para ver cómo podría cumplir con los impuestos hoteleros locales y de acuerdo a la ley", explicó Hantman.

"Estos esfuerzos han sido lentos, el tiempo que tomó que nuestro equipo de relaciones públicas trabaje con casi todas las municipalidades", agregó.

Lanzado en 2008, el sitio rápidamente se volvió muy popular, pero las cadenas de hotel lo consideran como una competencia desleal porque no les hacen pagar impuestos a los turistas aunque ofrecen un servicio de alojamiento similar al de un hotel.

Airbnb tuvo ingresos por 450 millones de dólares que la valorizan en unos 10,000 millones de dólares.

erp