Shangai.- El yuan chino no tiene base para una fuerte alza debido a la reducción del superávit comercial, dijo un importante funcionario del banco central de China, agregando que la política cambiaria de Pekín tendrá un impacto limitado en los precios de las materias primas.

Xie Duo, jefe del departamento de mercados financieros del Banco Popular de China, dijo que para resolver los desequilibrios económicos globales debe reformarse primero el sistema monetario internacional, dado que un ajuste en los tipos de cambio no sería suficiente.

"No se puede depender solamente del dólar y del euro para resolver los desequilibrios económicos", dijo en una conferencia sobre finanzas en Shangai.

La decisión de China tomada el fin de semana de permitir una mayor flexibilidad del yuan, vista también como un intento por moderar las críticas en la próxima cumbre del Grupo de los 20, generó un alza del 0.5% en la moneda esta semana, a un máximo desde su revaluación hace cinco años.

Xie dijo que la reforma del yuan mostraba que China estaba más confiada en poder manejar mejor su economía tras la crisis financiera global.

Dado que el yuan flota ahora contra una canasta de monedas diversas, las fuerzas del mercado jugarían un rol mayor a la hora de determinar su valor, agregó.