El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) consideró que nos encontramos en una verdadera encrucijada por los nubarrones que se están viendo en el sector externo. Por lo que atribuyó la volatilidad del tipo de cambio a la crisis en Europa y no al proceso electoral que se vive en México.

Vemos que el nerviosismo que se ha dado en el tipo de cambio responde a la aversión al riesgo de los inversionistas, en donde los grandes capitales están buscando seguridad, la depreciación no sólo se está sintiendo aquí, sino en otros países, por lo que es difícil pensar que la causa sea por las elecciones en México , dijo el presidente del Grupo IMEF ciudad de México, Daniel Calleja.

En conferencia de prensa, en la que se dio a conocer el programa del Simposio Financiero 2012, en el cual se analizará el papel que ha jugado el sector externo como principal motor de crecimiento, las propuestas económicas de los candidatos a la Presidencia y cómo reencauzar el crecimiento, afirmó que las principales variables macroeconómicas han estado a la altura de los principales países desarrollados.

Sin embargo, queda una asignatura pendiente, que es el crecimiento promedio anual del Producto Interno Bruto (PIB), debido a que la tasa de crecimiento ha tendido a bajar.

CRECIMIENTO DÉBIL

Precisó que entre 1950 y 1980, el PIB anual promedio fue de 6.6% y de 1980 al 2000, promedió 2.5%; mientras que en los últimos 11 años el crecimiento ha sido de 1.8 por ciento. Por eso es necesario debatir y analizar sobre lo que está sucediendo y actuar. El país está sobrediagnosticado, se requiere entrarle más al cómo hacerle para crecer más , consideró.

En ese sentido, estimó que el tema de la alternancia, como en todo país democrático, más que obstaculizarnos, debemos aprender a escucharnos y a respetar a los demás. Es una transición, es un tema de aprendizaje y tomar el toro por los cuernos y hacer las reformas .