Hasta ahora, la volatilidad que se vive en el país, principalmente por el efecto Donald Trump, no ha tenido repercusiones importantes en la banca, afirmó Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), quien no obstante aclaró que la institución está atenta para actuar en consecuencia ante cualquier eventualidad.

En entrevista, el funcionario reconoció que hoy el país está inmerso en una volatilidad importante, misma que podría pegar al sector bancario en diferentes formas.

El efecto que hasta el momento ha tenido en la banca el entorno volátil es el alza de tasas que han pasado de 3.00% en diciembre del 2015 a 6.25% actual. Esto, han dicho los banqueros, ya comenzó a reflejarse en un ligero mayor costo del crédito, aunque sigue en niveles competitivos.

Otro aspecto que, de acuerdo con especialistas, podría afectarse, es el ritmo de crecimiento del crédito como consecuencia del alza de tasas y la incertidumbre prevaleciente, además de un posible deterioro en la cartera. Pero ninguna de estas dos cosas ha ocurrido hasta el momento.

Cifras oficiales refieren que el financiamiento de la banca comercial sigue con crecimientos importantes de dos dígitos y la morosidad está por debajo de 2.5 por ciento.

No hay nada que hasta ahora nos diga que el sector bancario en lo particular no vaya a seguir creciendo como lo ha venido haciendo en los últimos años , destacó el presidente de la CNBV.

Pese a ello, González Aguadé indicó que la CNBV debe estar al pendiente de la volatilidad, aunque hay buenas expectativas para el sector.

Tenemos que estar atentos a que no haya una descomposición de la cartera, que no la ha habido hasta ahora; ir ajustando en la medida que sea necesario, a lo mejor, la regulación, pero sobre todo como supervisores, ir viendo cuáles son los peligros que podemos ir enfrentando, y tener una muy buena comunicación con los diferentes participantes , refirió.

El funcionario mencionó que uno de los retos que la CNBV enfrenta en el marco de la nueva relación con Estados Unidos, es el tema de la regulación para la banca, pues el nuevo presidente ha manifestado su intención de relajarla lo que no necesariamente, dijo, tendría que pasar también en México.

Sigue diálogo para ?regulación fintech

Por otra parte, Jaime González mencionó que la CNBV sigue trabajando con el Banco de México (Banxico) y la Secretaría de Hacienda y Crédito en ultimar detalles para sacar ya un proyecto de regulación para las fintech y presentarlo al Congreso.

Este proyecto estaba previsto que fuera presentado desde septiembre del 2016, pero la salida de Luis Videgaray de la Secretaría de Hacienda, puso en pausa el plan.

Seguimos tratando de afinar algunos puntos donde no encontramos a lo mejor convergencia. Es un tema importante para el desarrollo de este sector nuevo, pero que todavía nos da tiempo, dada la turbulencia que hoy existe, de ir afinando algunas cosas, y ya será el Ejecutivo, la Secretaría de Hacienda, quien decida que ya está lista para mandarla al Congreso , enfatizó.

Aunque sostuvo desconocer cuándo podría presentarse el proyecto, confió en que sea pronto. Es un tema en el que no hemos dejado de trabajar. Las autoridades nos sentamos regularmente a discutir, ya tenemos algo avanzado y esperamos pronto empezarlo a discutir en el sector .