La empresa de servicios de pago Visa se disculpó este sábado después de sufrir un fallo informático que dejó el viernes a los usuarios de varios países de Europa sin poder realizar sus compras y otras transacciones.

El director general del grupo estadounidense expresó personalmente sus disculpas. “Nuestro objetivo es hacer que todos los pagos de Visa funcionen de manera confiable las 24 horas del día, los 365 días del año. No estuvimos a la altura de cumplir con ese objetivo”, reconoció Al Kelly en un comunicado.

También pidió disculpas al conjunto de “socios y titulares” de las tarjetas Visa y explicó que el problema no estuvo vinculado “con un ciberataque o un acceso no autorizado”.

El sábado en la mañana, los sistemas de pago de Visa Europa estaban funcionando con normalidad.

El fallo dejó el viernes a clientes en varios países de Europa sin poder realizar sus pagos en las tiendas. El Reino Unido fue uno de los más afectados, donde las tarjetas Visa representan 97% de las tarjetas de débito en circulación en el país, según la firma UK Finance.

La compañía no pudo precisar el número de usuarios afectados.

Según el Royal Bank of Scotland, sólo se vio afectado el pago con tarjeta pero no la retirada de dinero en efectivo en los cajeros automáticos. En Europa las tarjetas son sobre todo de débito.

Sólo efectivo

Durante varias horas, los titulares de una tarjeta Visa no tuvieron otra opción que comprar en efectivo.

En Londres, se observó que además de las tarjetas Visa, las tiendas del grupo Mark & Spencer no podía registrar pagos por medio de la aplicación móvil Google Pay.

“No podemos aceptar los pagos por tarjeta Visa por ahora”, declaró un portavoz de la marca de distribución Mark & Spencer, citado por el diario The Guardian. “Ningún negocio puede aceptar la tarjeta Visa”.

Las dificultades de pago con tarjeta en ciudades donde es raro usar dinero en efectivo alteraron el clima tradicionalmente animado de un viernes en la noche en Londres.

El Saint James of Bermondsey, un pub situado al este de la capital, estaba casi vacío ante el aviso de “Cash only” instalado en el bar, en una situación que se repetía en otros bares y restaurantes de la capital británica.

Estas dificultades tomaron por sorpresa a innumerables consumidores en Alemania y España. Sin embargo, no afectó a Francia.

En España, la Guardia Civil tuvo incluso que enviar un mensaje en su cuenta de Twitter para intentar tranquilizar a los consumidores afectados. “[email protected], si no puedes pagar no has sufrido ningún robo ni hackeo. #Visa sufre una caída en Europa que impide procesar pagos con sus tarjetas”.

Descartan ciberataque

Por otro lado, Visa informó el sábado que el problema que impidió a muchas personas en Europa utilizar las tarjetas de esa firma se debió a una falla de hardware y no a un ataque cibernético.

La firma dijo que reanudó su servicio con normalidad y que sus sistemas funcionan a plena capacidad.

El problema fue causado por “una falla de hardware en uno de nuestros sistemas europeos” y no fue resultado de un “acceso no autorizado”, agregó.

Los consumidores europeos dijeron que los pagos con tarjeta de crédito y débito disminuyeron el viernes y muchos establecimientos afirmaron que les fue imposible procesar las transacciones de Visa.