El nombramiento de Luis Videgaray Caso como Secretario de Hacienda en la administración del presidente Enrique Peña Nieto no fue una sorpresa.

Analistas consultados coinciden en que se trata de un gran economista, por lo que habrá una buena reacción de los mercados y comunidad financiera internacional.

Entre los retos que se espera que enfrente, aseguran que está sacar la reforma hacendaria integral que se prometió en campaña y durante la toma de posesión del nuevo Mandatario.

Banqueros, ejecutivos de Finanzas, la contaduría organizada en el país y especialistas también afirman que fue atinada la designación de José Antonio Meade como Secretario de Relaciones Exteriores por el trabajo que realizó al frente del Grupo de los 20 (G-20) y que no es extraña esta posición para alguien que fue responsable de las finanzas públicas, ya que hay que recordar que José Ángel Gurría también ocupó estas dos carteras, primero como titular de la Secretaría de Hacienda y luego como Canciller.

Era la carta obvia, ya era algo muy cantado , comentó el director de Análisis de Santander, Héctor Chávez. Explicó que el papel y cercanía que tenía con Peña Nieto lo reflejaba y aseguró que, además, Videgaray cuenta con capacidad técnica y política por lo que fue una buena decisión.

Para el profesor del ITAM Isaac Katz, fue un gran nombramiento porque se trata de un buen economista con preparación y se espera que su equipo de trabajo esté conformado de gente de su mismo nivel, que seguramente será de su entera confianza.

BUENA MANO

Sobre las expectativas para la reforma fiscal al frente del nuevo Secretario de Hacienda, Katz estableció que dependerá del planteamiento y negociaciones que se hagan por el tema del IVA y los regímenes especiales, pero afirmó: Tendrá buena mano .

Pero para ello, según el presidente y director de Bursamétrica, Ernesto O’Farrill, hay que ver lo que sucede con los estatutos del PRI porque, si se toca el tema del IVA, será necesario hacer cambios. Otra modificación que se verá será en el aparato administrativo del Ejecutivo, lo que podría generar ahorros en gasto corriente.

Su apreciación es que con Videgaray se tendrá una reacción positiva de los mercados y de la comunidad internacional porque reúne el perfil para ese puesto, que es el más importante junto con el Banco de México.

Para el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas es una noticia favorable contar con un responsable de las finanzas de la talla del exdiputado, en el que se conjuga la experiencia en el sector privado y público que será sensible al tema de la reforma hacendaria.

El presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, Carlos Cárdenas, dijo que Videgaray es un profesionista de clase mundial del que esperan una buena comunicación para poner sobre la mesa de análisis el tema de la reforma fiscal.

Se mantendrá la disciplina en las ?finanzas públicas, dicen especialistas

Gabriela Siller, economista de Banco Base, reconoció en el nuevo Secretario de Hacienda a una persona con preparación y conocimientos para desempeñar el cargo, dando seguridad a los inversionistas locales e internacionales. No creo que exista un gran cambio en la política para la conducción de la SHCP, si bien puede tener un estilo diferente, la disciplina en las finanzas públicas es muy probable que se mantenga.

La Asociación de Bancos de México indicó que confía en que todos en el nuevo gabinete federal sabrán cumplir con sus responsabilidades.

En particular, celebramos el nombramiento del doctor Luis Videgaray Caso como Secretario de Hacienda y Crédito Público, cabeza del sector financiero .

La banca de México reiteró su decidido apoyo a los miembros del gabinete del presidente Peña Nieto para trabajar conjuntamente en el desarrollo económico de México y les deseó a todos el mayor de los éxitos en sus tareas.

Manuel Guzmán, director de Administración de Activos y Estrategia Económica de Banco BX+, confió en que la nueva administración mantendrá la misma disciplina fiscal y el correcto manejo de las finanzas públicas en el mediano plazo, lo que le dará mayor estabilidad económica al país.

Además, destacó el incremento de las reservas internacionales y la posibilidad de un ajuste a la alza en la calificación crediticia de la deuda soberana del país.