Durante el 2017, la colocación de vivienda en el país tuvo comportamientos distintos de acuerdo con los segmentos de ésta; por una parte, la venta de unidades nuevas cayó 14.2%, mientras que la de usadas creció casi 7 por ciento.

De acuerdo con el último reporte de la firma Realty World, el cual engloba la información de los 12 meses del 2017, durante el año anterior se colocaron 443,547 viviendas nuevas, es decir, una caída de 14.2%, respecto a 517,142 del 2016.

Según datos de la firma, que se apoya en información de la Comisión Nacional de Vivienda, casi las 32 entidades federativas reportaron caídas anuales de venta de vivienda nueva durante el 2017, excepto Aguascalientes que reportó un aumento de colocación de 3.3% anual, para alcanzar 11,230 unidades, y el Estado de México, en donde se colocaron 30,315 viviendas de este tipo, es decir, un crecimiento de apenas 0.2 por ciento.

Los estados que registraron durante el 2017 las caídas más drásticas de venta de vivienda nueva fueron Oaxaca, donde se colocaron 1,907 unidades, esto es, una contracción anual de 54.2%; Tabasco, con una caída anual de 53.9% para alcanzar 4,684 unidades colocadas, y Chiapas, donde se vendieron 3,268 unidades en el año anterior, es decir, una caída anual de 48.6 por ciento.

Asimismo, los estados que encabezaron la venta de vivienda nueva en el país durante el 2017 fueron Nuevo León, donde se colocaron 58,031 unidades, que representó una caída de 16.5% respecto al 2016; Jalisco, en donde se vendieron 54,426 casas de este tipo, lo que significó una contracción de 17.3%, así como Quintana Roo, que reportó una colocación de 23,166 unidades, pero con una disminución anual de 28.6 por ciento.

USADA, CON MEJOR RITMO

Por su parte, la colocación de vivienda usada durante el 2017 tuvo mejor dinamismo, pues en el año anterior se colocaron 199,714 unidades de este tipo, lo que significó un aumento de 6.7% respecto a las 187,211 que se colocaron en todo el 2016.

Sólo seis entidades federativas tuvieron durante el 2017 contracciones en la venta de este tipo de vivienda: Hidalgo, donde cayó 22.3%; Oaxaca (-14.6%);Sonora (-8.1%); Morelos (-6.4%); Chiapas (-4.7%) y la Ciudad de México (-3.4%).

La firma, se espera que durante el 2018 se tenga un nivel colocación similar tanto de vivienda nueva como usada; sin embargo, existen riesgos que podrían impedir tener el ritmo esperado, tales como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte así como el proceso electoral que definirá al presidente de la república.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx