UBS informó que la venta de su licencia bancaria (UBS Bank México) a Grupo Financiero Afirme, no afecta en nada los servicios que ofrece a sus clientes.

En un comunicado la entidad detalló que la venta de la subsidiaria incluyó únicamente la licencia bancaria, sin contemplar ningún cliente, empleado o activo, así como tampoco sistemas ni procesos.

Agregó que todas las actividades de banca de inversión que se realizaban a través de UBS Bank México fueron traspasadas a otras subsidiarias desde el 2017, sin afectar operaciones ni empleados, y que se siguen realizando primordialmente a través de sus otros negocios como casa de bolsa. 

En el documento UBS resaltó que México es un mercado estratégico a nivel global para sus operaciones tanto de banca de inversión como de banca privada, y que la venta de su licencia bancaria obedece a una búsqueda continua de mejoras en su modelo operativo que le permitan seguir posicionándose hacia un mayor crecimiento sostenible y rentable.

UBS tiene presencia en México desde hace 55 años y, actualmente, tiene una fuerza laboral de más de 160 personas en el país con oficinas en Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara. 

"Es importante enfatizar que UBS continúa enfocado en crecer su presencia en México tanto en banca de inversión como en banca privada, a través de soluciones diferenciadas y ejecución impecable en todos los servicios que ofrecemos a nuestros clientes ya sea en asesoría de fusiones y adquisiciones, colocaciones de capital o de deuda, corretaje de capitales, manejo de dinero, entre otras", comentó Emilio Mahuad, country head de UBS México.  

Fue desde el 2016 cuando UBS dio a conocer su intención de dejar de operar como banco en México, pero de seguir en el mercado local a través de sus otras subsidiarias. 

El viernes pasado se dio a conocer que Afirme había comprado su licencia bancaria.