Luego de cuatro meses consecutivos de elevar las expectativas de empleo para este año, analistas consultados por el Banco de México recortaron sus estimaciones.

Hace un mes pronosticaban que el número de asegurados al IMSS al cierre del año ascendería a 514,000 trabajadores, en la consulta actual prevén que sea de 508,000 registros.

Lo anterior a pesar de que mejoraron las proyecciones para la economía de 4.31% a 4.37% al igual que para la inflación de 4.94% a 4.66 por ciento.

Y es que según los especialistas encuestados falta una reforma laboral para propiciar en México mayores niveles de inversión tanto del sector nacional como del extranjero.

Los cambios estructurales que se deben dar en el mercado laboral están colocados en tercer lugar de entre las tareas que se deben llevar a cabo por debajo de la reforma fiscal y energética.

Aunque los especialistas mantuvieron la tendencia de generación de nuevos puestos de trabajo para el 2011. Siguen esperando que crezca al elevar de 505,000 de la encuesta anterior a 534,000 trabajadores asegurados al IMSS.

Limitantes para la economía

Los 30 grupos de análisis que consulta el Banco de México advirtieron que la ausencia de estas reformas siguen siendo el principal freno para la economía seguido de la incertidumbre que prevalece por la situación financiera internacional.

También ven como un obstáculo la debilidad del mercado interno y externo así como de la economía mundial. De igual forma destacan los problemas de inseguridad.

En cuanto al clima de negocios creció el porcentaje de los que dudan que la coyuntura sea propicia para que las empresas realicen inversiones.

Sin embargo se mantiene el optimismo de que la situación mejorará para lo que resta del año.

[email protected]