Al interior de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ya se trabaja con varias dependencias y junto al gremio bancario, en las líneas de acción que tienen que ver con la conveniencia o no de que la Condusef regule las comisiones bancarias.

Óscar Rosado, presidente de la Condusef, aclara que, además de las facultades que la comisión tuviera, ayudaría mucho que el cliente tenga información suficiente sobre cómo se cobran dichas comisiones.

“Más allá de la regulación, pienso que lo que va a ayudar mucho es la posibilidad de que todo mundo tenga información suficiente y relevante; que haya la facilidad de tener la movilidad y que los usuarios cada día tengan mejor educación financiera, que les permita tomar la mejor determinación posible”, enfatiza, al referirse a la propuesta hecha por un senador de que las comisiones bancarias sean reguladas por esa comisión, de la mano del Banco de México.

Educación financiera, un reto impostergable

En entrevista, el funcionario asegura que la educación financiera es un reto enorme y una necesidad impostergable para el país.

Explica que este tema será una de las prioridades de la Condusef con él en la presidencia, al igual que mejorar en la atención de las personas que han tenido algún incidente con instituciones financieras y que recurren a la comisión para tratar de resolverlo.

En este sentido, informa que la Semana Nacional de Educación Financiera seguirá y este año se celebrará en octubre. De igual forma, estima que es conociendo más de este tema como se abonará en otros como el de las comisiones, pues un usuario mejor informado tomará mejores decisiones e incluso considera que también los propios empleados bancarios deben contar con mayores conocimientos de los productos que venden, para que expliquen con certeza lo que el cliente contrata.

“El esquema ideal en el que han avanzado más de 20 países en el mundo es que la educación financiera es parte obligatoria de la currícula, desde la educación básica, media básica y ni se diga hacia adelante”, dice.

Agrega: “es un asunto que tiene que ver con muchos aspectos que, hay que ser honestos, van más allá de la propia Condusef y de nuestros alcances, pero es uno de los puntos nodales. Tenemos que avanzar para que, con voluntad política y acordando todos los que participan en este tema, la educación financiera tome parte de la currícula obligatoria”.

Óscar Rosado, quien fue asignado por el nuevo gobierno para ocupar la dependencia que aboga por los usuarios de servicios financieros, precisa que independientemente de ello, desde la Condusef siguen trabajando con todos los contenidos y materiales que tienen, además de que mantienen una operación constante de divulgación en redes como Twitter, Facebook, Instagram y otros canales.

“Estamos trabajando también con los bancos y otras instituciones del sistema financiero a nivel gremial en el sentido de que haya sinergias para avanzar en la parte de educación financiera, y tenemos un gran reto con las nuevas personas que se van a sumar a la bancarización desde los programas sociales. Estamos hablando de más de 9 millones de cuentas en los diversos programas; hay todo un reto de cómo además de la cuenta, de los recursos que ahí se depositen, cómo vamos creando la cultura y el conocimiento necesarios mínimo, básico, que tiene que ver con la educación financiera”, precisa.

El funcionario menciona que otro gran reto de la educación financiera es saber llegar a los diferentes segmentos que atiende, pues no es lo mismo cómo se llega a jóvenes que a  adultos mayores.

“En la parte baja de la pirámide tienes que llegar con materiales como cómics, con esquemas accesibles; con los jóvenes, a través de las redes y material electrónico y audiovisual.  Es todo un reto la educación financiera, por ello la necesidad de que esto se convierta en una política de Estado y que se lleve hasta algún esquema dentro de la educación básica y sobre eso vamos”, señala.

De esta forma, Rosado adelanta que la Semana de Educación Financiera seguirá en esta administración, aunque con algunos cambios.

Personal financiero también debe estar mejor capacitado

Por otro lado, Rosado considera que es fundamental también para las instituciones del sector financiero, que su personal esté mejor capacitado para asesorar a los clientes.

“Habría que empezar a dar educación financiera al que vende productos del sistema financiero, para que tú llegues a una sucursal bancaria y te expliquen claramente qué es una cuenta de débito, de crédito, qué esquema de inversión hay. Si te preguntan qué cosa es una sociedad de inversión, decirlo; si te piden invertir en Cetes, decirles cuál es la ventanilla si es lo que pretende hacer y qué ventaja o desventaja tiene, etcétera. Lo fundamental, como cualquier otro producto que se oferte, es tener la fuerza de ventas bien capacitada y con códigos de estima y conducta. Desde ahí se empieza y creo que es la parte medular”, enfatiza.

Mejor atención a usuarios

Óscar Rosado refiere que otro de los objetivos de la Condusef es mejorar la atención de los usuarios tanto en las 36 oficinas de atención que tiene en el país, como en el call center y el portal de quejas electrónicas.

“Estamos en una reingeniería de procesos internos para eliminar todas aquellas cosas que ya no son necesarias, que no tienen razón de ser; optimizar la atención en ventanillas y los tiempos de espera”, señala.