Fraudes en la comercialización de equipo médico, falsas promesas de apoyos del gobierno y hasta actos de pornografía infantil son casos relacionados con la contingencia que se vive por la pandemia de Covid-19, que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) investiga, luego de recibir reportes del sistema financiero de operaciones sospechosas que pudieran derivar en lavado de dinero o financiamiento al terrorismo.

De acuerdo con Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, desde el inicio de la emergencia en México, esta instancia ha recibido 16 reportes de operaciones sospechosas del sistema financiero, relacionadas con algún delito ligado a la contingencia, por ejemplo, fraudes por la comercialización de cubrebocas o medicamentos milagro, donaciones para supuestas investigaciones que buscan encontrar la cura del Covid-19, entre otros.

“Hemos recibido 16 reportes y avisos de operaciones inusuales, que, si bien son un número reducido, también hemos recibido un número importante de denuncias directas de entidades públicas o particulares (de irregularidades relacionadas al Covid-19)”, explicó Nieto Castillo durante una videoconferencia organizada por la Federación Central de Cooperativas de Ahorro y Préstamo.

A partir del inicio de la emergencia sanitaria que se vive a nivel mundial, diversos organismos internacionales, así como reguladores de distintos países, han advertido sobre los riesgos que se pueden detonar ante la situación actual, tales como el fraude, actos de corrupción, robo de información, trata de personas, entre otros.

En este contexto, en México, la UIF junto con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y el Servicio de Administración Tributaria, indicaron a los sujetos obligados a la normativa antilavado de dinero y financiamiento al terrorismo, reportar cualquier operación que pudiese estar ligada con algún riesgo relacionado con la contingencia.

Nieto Castillo mencionó un caso en Chiapas, donde una persona prometía falsos apoyos de la Secretaría del Bienestar a cambio de un depósito de 300 pesos, lo cual fue denunciado por dicha dependencia a la UIF y ésta procedió al congelamiento de cuentas bancarias del presunto responsable y, además, ya prepara una denuncia penal contra el individuo.

Usurpación de identidad

El titular de la UIF resaltó que también se han detectado casos de usurpación de identidad de funcionarios e instituciones públicas, con el fin de recibir donaciones para supuestamente apoyar investigaciones científicas que deriven en una cura del Covid-19 e incluso, mencionó, estas operaciones ya involucran recursos millonarios.

“Se pide apoyo para aperturar fondos o generar un fondo para poder combatir el Covid-19, entonces se usurpa la identidad de alguien, se suplanta a esta persona y lo que se hace es solicitar apoyos de naturaleza económica. Se han tenido varios casos relevantes, uno incluso de un monto de 20 millones de pesos”, apuntó Nieto Castillo.

El funcionario explicó que, ante la contingencia, los menores de edad están más expuestos a los maleantes en la red y se tiene detectado un caso relacionado con posibles actos de pornografía infantil, el cual se investiga junto con la Secretaría de Seguridad Pública.

rrg