Bruselas.- Los países de la Unión Europea (UE) y el Parlamento Europeo llegaron a un acuerdo para limitar a partir del año próximo las primas de corredores bursátiles y banqueros en Europa, cuyos excesivos montos provocaron una polémica durante la crisis financiera, anunció el miércoles la Eurocámara.

Este acuerdo prevé que los corredores bursátiles reciban en el futuro 60% de su remuneración variable (primas) de manera inmediata, y "una parte sustancial, de al menos 40%", tras un periodo de por lo menos tres años, de modo que se tengan en cuenta los riesgos a largo plazo, según el texto consensuado.

Además, al menos el 50% del total de las primas deberán ser abonadas en acciones y el resto, en metálico.

Este porcentaje variará para las bonificaciones económicas que los corredores perciban de inmediato: sólo el 30% de estas sumas serán en metálico y, en el caso de que se trate de importes sumamente elevados, la proporción se reducirá al 20 por ciento.

"El Parlamento Europeo confía en que el acuerdo establecerá reglas duras y eficaces, que cubrirán todas las primas acordadas o pagadas a partir de 2011", indicó esa institución en un comunicado.

Dos años después de que se desencadenara la crisis financiera mundial, esta nueva normativa "transformará la cultura de las primas y pondrá fin a las incitaciones a la toma de riesgos excesiva", se felicitó la eurodiputada socialista británica Arlene McCarthy.

Según el francés Pascal Canfin, del grupo de los Verdes, con este acuerdo "el 70% de las primas estarán relacionadas con los resultados a largo plazo de los bancos".

Por otro lado, el acuerdo incluye la supresión de la remuneración variable de los dirigentes bancarios mientras sus entidades no hayan devuelto las ayudas estatales, a no ser que esté justificado, anunció Canfin.