Las aportaciones mensuales que realizan los trabajadores a su ahorro para el retiro deberían pasar de 6.5 a 8%, en donde el trabajador sea el que aporte la mayor parte, consideró José María de la Torre Verea, vocero ejecutivo de PensionISSSTE.

Aumentar la aportación ayudará a incrementar la tasa de remplazo. Si la aportación viene por parte del patrón, el empleado va a encarecer y se tendrán menos contrataciones, y si el gobierno lo hace, tendrá que tomarlo de las finanzas públicas y distraerá recursos a otras áreas que más lo necesitan .

Actualmente, los trabajadores que cotizan en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) destinan de su sueldo 6.5% al ahorro para su retiro, del cual 5.15% lo aporta el patrón, 0.225% el gobierno y 1.125% el empleado.

La Consar y las afores están poniendo énfasis en el ahorro voluntario para que las pensiones de los trabajadores mejoren , expresó el vocero.

Refiere que en la reforma a la Ley del SAR se está proponiendo que por cada peso que el trabajador aporte, el gobierno pondrá 20 centavos hasta un máximo de 300 pesos.

Nosotros manejamos el ahorro solidario, el cual sólo tienen los servidores públicos, donde el gobierno hace una aportación adicional cuando el trabajador al servicio del Estado hace un ahorro. Esto debería suceder también para los ahorradores del IMSS .

Las aportaciones que realizan los trabajadores del ISSSTE son casi de 11.5%, el doble de los que cotizan en el IMSS. Así, mientras un trabajador del ISSSTE tendrá una tasa de remplazo de 50%, los cotizantes del IMSS en promedio serán de 28 por ciento.

La Consar ha ejemplificado que si una persona sólo ahorra lo que le descuentan cada mes de su sueldo, su pensión sería de 6,201 pesos, pero si realiza constantes aportaciones voluntarias, su pensión podría llegar hasta 10,094 pesos.