Si se ordenaran los países de acuerdo con la tasa del ISR personal que cobran, México ocuparía el sitio 24 de 42 escalones, de acuerdo con una recopilación de la consultora KPMG.

A pesar que la tendencia mundial es bajar la tasa, la crisis económica y la recesión que viven algunos países llevó a sus oficinas recaudadoras a elevar la tasa hasta 52% que hoy cobra España, 50% que gravan Japón y Reino Unido, o 46.5% que cobran en Zimbabwe.

Según el compendio, el país que cobra la más alta tasa de ISR en el mundo es el caribeño Aruba, que cobra 59%; le siguen Suecia con 56.6%; Dinamarca que cobra una tasa de 55.4%, Holanda y España con 52%, mientras Austria, Bélgica, Japón, Senegal y Reino Unido gravan la riqueza empresarial a 50 por ciento.

La tendencia de los gobiernos, según se lee en el reporte, es depender menos de los impuestos a las empresas y apoyarse más en los impuestos al consumo de bienes y servicios.

Sin embargo, uno de los factores que están atorando la negociación del llamado abismo fiscal en Estados Unidos es, precisamente, el aumento de la tasa gravable del ISR empresarial.

MAL RECAUDADOR

Según el documento de la consultora KPMG, entre los ocho países del mundo que cobran una tasa gravable de ISR en 30%, México es uno de los que tienen menor ingreso gravable, correspondiente a 30,288 dólares anuales.

Con información al año 2011, resulta que arriba de los ingresos sujetos de ser gravados con ISR que registró México se encuentran los de Guatemala, Indonesia y Perú.

Los socios de la firma identificaron que la administración peruana es la que más recauda en el segmento de los países que gravan a 30% el ISR de personas físicas.

De hecho, en 2011, los ingresos gravables de Perú para este impuesto personal duplicaron los de México.

Incluso en Indonesia hubo disponibilidad para gravar con ISR unos 20,000 dólares más que los de México, cobrando la misma tasa gravable de ISR y hasta en Guatemala había 2,288 dólares más disponibles para la recaudación del mismo gravamen, que los mexicanos.

PARA MÉXICO, EL RETO ES ?LA INFORMALIDAD

Este diferencial es resultado de la base de contribuyentes y del impacto que tiene la economía informal en las aportaciones a la oficina recaudadora de México, explicó el socio de la práctica de capital humano y obligaciones de KPMG, Pablo Noreña.

Aquí lo interesante no es el porcentaje de la tasa, sino el tamaño de la base de contribuyentes aportantes y ahí es donde México ha tenido un desempeño difícil al compararlo con otros países. La base de contribuyentes de la economía formal es muy chica. Lo interesante es como poder ampliarla , comentó.

EL PRECIPICIO FISCAL ?DE ESTADOS UNIDOS

Al interior de la encuesta anual de KPMG Tasas de ISR y de Seguridad Social , la consultora explicó que en la administración de George Bush se redujo la tasa gravable de ISR de 39.6% a 35% para personas morales, con el objeto de impulsar la inversión y la generación de empleos.

El acuerdo o la quita gravable suponía que al paso de cuatro años, esta tasa regresaría a 39.6% para el 2013.

[email protected]