Los subsidios que se otorgarán para la vivienda durante el 2018 podrán ser utilizados para adquirir casas que tengan un mayor valor, según las reglas de operación del Programa de Acceso al Financiamiento para Soluciones Habitacionales de este año.

De acuerdo con dichas reglas, que recientemente se publicaron en el Diario Oficial de la Federación, para este año, los subsidios se podrán entregar para personas que adquieran una vivienda con un valor de hasta 465,545 pesos, cuando en el 2017 este tope era de hasta 362,594 pesos.

Las reglas iniciales de este programa, para sus efectos del 2017, preveían que este tope fuera de hasta 458,980 pesos; sin embargo, en el transcurso de ese año dicho esquema tuvo modificaciones, por lo que el monto máximo del valor de la vivienda disminuyó a 362,594 pesos; no obstante, para el 2018, nuevamente se dieron modificaciones al respecto.

“Aumentamos el valor de la vivienda que puede tener un subsidio. Los beneficiarios (del subsidio) ya pueden comprar una vivienda que cueste hasta 465,545 pesos”, se puede leer en la página de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), la cual opera este esquema.

Como se informó en su momento, ahora el subsidio se otorgará a personas que tengan un ingreso máximo de 6,860 pesos mensuales, cuando en otros años este apoyo también se otorgaba a personas que superaban dicho monto.

TAMBIÉN AUMENTA MONTO

Otro de los cambios que se destacan en las reglas de operación de este año, respecto a las del 2017, es que el monto máximo de subsidio también aumentó, al pasar de 80,321 pesos del año anterior a 85,758 pesos en el 2018, en la modalidad de adquisición de vivienda.

En la modalidad de autoproducción de vivienda, dicho monto del subsidio también aumentó al pasar de 66,551 pesos, del 2017, a 71,056 pesos durante este año.

“Las Reglas de Operación se han adecuado para enfocar el subsidio en las personas que menos ingresos tienen”, detalla la Conavi en su página web.

En materia de sustentabilidad, cualquier vivienda que sea adquirida con subsidio podrá contar con ecotecnologías que permitan el ahorro en luz, agua y gas, con la finalidad de preservar el medio ambiente.

Ecotecnologías como focos ahorradores, calentadores de gas, inodoros ahorradores, regadera ecológica y llaves con dispositivo se encontrarán en estas viviendas que adquieran las personas con los subsidios que otorgará la Conavi y que se dispersan por medio de entidades ejecutoras, una de ellas el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores.

PROGRAMA DE NO AFILIADOS

Una apuesta de la Conavi para este año es otorgar subsidios a personas que no se encuentren afiliadas a un esquema de seguridad social que les permita tener una subcuenta de vivienda y, por ende, acceder a una solución habitacional por medio de este tipo de apoyos.

Por ello, para este 2018 se contempla en las Reglas de Operación de este esquema otorgar apoyos para este segmento poblacional.

Según las Reglas de Operación, este apoyo será para personas que ganen menos de 12,251 pesos al mes.

Para acceder a un subsidio, las personas no afiliadas tendrán que realizar un ahorro previo para ser sujetos de crédito por parte de una institución financiera, como un banco.

De acuerdo con las perspectivas iniciales, para este programa se destinarían hasta 2,000 millones de pesos del presupuesto de este programa durante este año, que asciende a poco más de 6,000 millones de pesos.

Jorge Wolpert Kuri, titular de la Conavi, ha expresado que se estima que de los 7 millones de personas que en México no tienen una vivienda adecuada a sus necesidades, 60% pertenece al sector de los no afiliados.

Para este año, la Conavi prevé realizar alrededor de 120,000 acciones de vivienda con subsidio, luego de que en el 2017 esta cifra fue de 101,700 acciones.

[email protected]