A pesar de que la entrega de subsidios para la vivienda, en general, tuvo un menor dinamismo en el primer trimestre del año, respecto al mismo periodo del 2017, la modalidad de autoproducción fue la más beneficiada en esta primera parte del 2018.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), al cierre del primer trimestre del año, los subsidios destinados para la autoproducción de vivienda significaron poco más de 170 millones de pesos, un alza de más de 400% respecto al mismo periodo del año anterior, cuando esta cifra alcanzó los 30 millones de pesos.

Esta inversión para autoproducción significó 2,400 acciones de vivienda durante el primer trimestre del 2018, un crecimiento de 380% respecto a las 500 que se realizaron en esta modalidad durante el mismo periodo del 2017.

La autoproducción de vivienda es una modalidad contemplada en el programa de subsidios de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, el cual opera la Conavi, que tiene la finalidad de apoyar principalmente a las personas que no cuentan con un esquema de seguridad social.

“La modalidad de autoproducción beneficia directamente a las personas que no cuentan con un esquema de seguridad social y por ende no cuentan con una subcuenta de vivienda”, detalló la Conavi.

De acuerdo con el último reporte del sector de la vivienda, en todas las modalidades que contempla el programa de subsidios, 23.4% de todos los apoyos otorgados en el primer trimestre del año fue para personas no afiliadas.

Según la Conavi, la autoproducción de vivienda consiste en el diseño y construcción de una casa bajo la supervisión del beneficiario, siempre y cuando tenga la asesoría integral requerido.

MENOR DINAMISMO

En general, el esquema de subsidios (con todas sus modalidades) arrancó el primer trimestre del año con un menor dinamismo que en el mismo periodo del 2017, pues en estos tres primeros meses del 2018 se realizó una derrama de 844 millones de pesos, es decir, una caída de 16% anual.

Respecto al número de acciones, también hubo una caída en éste, pues en el primer trimestre del año se realizaron 17,700, lo que significó una disminución de 1% respecto al mismo periodo del 2017.

La Conavi destacó en el reporte que el sector de las mujeres incrementó su participación para la recepción de estos apoyos, pues del total de acciones realizadas, 44.3% fue para este segmento, lo que significó el mayor porcentaje desde el 2014.

El esquema de subsidios para este año cuenta con un presupuesto aproximado de alrededor de los 6,500 millones de pesos, con los que las autoridades prevén realizar alrededor de 130,000 acciones de vivienda. De este presupuesto se prevé otorgar alrededor de 2,000 millones de pesos para el segmento de no afiliados.

Aunque los subsidios son directamente para el beneficiario, y se entregan por medio de entidades ejecutoras como el Infonavit, Fovissste u otros organismos financieros, los desarrolladores de vivienda acoplan su modelo de negocio a los planes de este esquema, que durante el 2014 tuvo un presupuesto récord de 12,600 millones de pesos; sin embargo, con el paso del tiempo se le asignó un menor monto.

Se espera que en las próximas semanas los candidatos a la Presidencia de la República presenten sus propuestas sobre el sector de la vivienda, el cual genera una inversión anual cercana a los 450,000 millones de pesos.

[email protected]