La deuda de los bancos españoles con el Banco Central Europeo (BCE) subió en mayo y superó los 50,000 millones de euros por primera vez desde enero, lo que muestra nuevas dificultades para financiarse en el mercado, indicó este martes el Banco de España.

El total de la deuda aumentó un 26% frente a abril y se situó en 53,050 millones de euros, según un comunicado del Banco de España.

La cifra vuelve así a superar los 50,000 millones de euros por primera vez desde enero (53,100 millones de euros).

Esta cantidad es; sin embargo, menor que la registrada un año antes. La deuda de los bancos con el BCE era de 85,600 millones de euros en mayo de 2010. También está lejos de los records históricos alcanzados en el verano de 2010 (130,200 millones de euros en julio).

Esta cifra indica la capacidad de los bancos españoles de recurrir al mercado para financiarse en lugar de acudir al BCE.

España, que tiene dificultades para salir de la crisis, concita regularmente desde el inicio de la crisis los temores de los mercados.

La confianza reapareció en los últimos meses, pero podrían aparecer nuevos temores debido a la situación de Grecia, país al que fue rebajada la nota de la deuda a largo plazo el lunes.

apr