Guadalajara, Jal. Con un capital de 22,000 millones de pesos para 120,000 trabajadores y 16,000 pensionados, el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (IPEJ) es uno de los tres organismos del país que tienen viabilidad financiera, afirmó categórico su presidente, Ricardo Serrano Leysaola.

Al referir que los otros institutos son los de Aguascalientes y Guanajuato, comparó la situación de organismos como el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que -dijo- cuenta con 14,000 millones de pesos para todos los maestros del país, que si somos conservadores, hablamos de 1 millón y medio de profesores .

Cerca de 50% del dinero que tiene, casi 11,000 millones de pesos, se destina a créditos de los trabajadores; 6,500 millones están en instrumentos de gobierno y privados, y más de 4,000 millones se encuentran invertidos en tierra , como la Villa Panamericana.

El funcionario sostuvo que el IPEJ no tiene problemas de liquidez ni está en riesgo , pese a que en el 2012 dejó de recibir 1,400 millones de pesos debido a que 19 entes -entre municipios y organismos públicos descentralizados-dejaron de pagar las aportaciones de los trabajadores cuando fueron descontadas de la nómina.

Recobran cartera vencida

Indicó que debido al incumplimiento en el pago al Instituto, éste tomó la decisión -el pasado 10 de diciembre- de suspender el otorgamiento de créditos a los trabajadores del estado, quienes ejercieron tal presión a las dependencias de gobierno deudoras que de inmediato firmaron los compromisos de pago con el IPEJ.

Con dicha medida, de la deuda de 1,400 millones de pesos, más de 1,200 millones ya están comprometidos. Se avanzó con la medida porque se utilizó dinero de los trabajadores para financiar gasto público .

Iniciativa precautoria

El Presidente del Instituto añadió que, con ello, se sienta un precedente para evitar que los ayuntamientos, el Congreso y otros organismos públicos conviertan en caja chica el dinero que los trabajadores aportan a las pensiones del estado y se evita también recurrir a procesos judiciales que pueden tardar de tres a cuatro años para obtener el cobro.

Detalló que el Ejecutivo del estado, los municipios de Tonalá y Puerto Vallarta, el Parque Metropolitano y el sistema del Desarrollo Integral de Familia (DIF) de Guadalajara, entre otros, utilizaron el dinero de los trabajadores para financiar gasto público .

Resguarda decisión

Sobre la inversión que hizo el Instituto en 200 departamentos de la Villa Panamericana, Serrano Leysaola justificó el hecho al afirmar que en ningún lugar del mundo vale menos la tierra .

[email protected]