Reducir tasas de interés, cumplir con la normatividad que llegó con la reforma financiera, estar más vigiladas por la autoridad, sobrevivir a una posible competencia desleal y mitigar el cierre de cuentas bancarias son los retos que las sociedades financieras de objeto múltiple no reguladas (sofomes) enfrentarán durante el 2015, luego de que este año fue un periodo de definiciones para el camino que tendrán que seguir en el futuro.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, existen 3,729 sofomes. Sin embargo, no se sabe con certeza cuántas operan en el país.

Lamberto Corral, presidente de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México, indicó que -del total registrado- en unos años podrían quedar sólo 1,500 debido a que muchas no podrán cumplir con los costos de la carga regulatoria que llegó con la reforma financiera.

El pasado 7 de octubre la Condusef publicó en el Diario Oficial de la Federación disposiciones en las que se establece que las sofomes no reguladas tendrán hasta el 6 de julio para tramitar el dictamen técnico de Prevención de Lavado de Dinero ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y solicitar su registro ante la Condusef para poder seguir operando.

Esta medida para las sofomes pequeñas (con un capital promedio de 5 millones de pesos) es la que más las ocupa en este momento, ya que tienen que invertir entre 200,000 pesos y 800,000 pesos para hacer frente a esta carga regulatoria.

Muchas (sofomes) que no podrán cumplir ya se cambiaron de figura para ser Sociedades Anónimas , explicó Rubén Mirazo, presidente de la Asociación de Sociedades en Crecimiento, que aglutina entidades pequeñas.

Lamberto Corral ha expresado que si muchas sofomes se convierten a Sociedades Anónimas de Capital Variable representará una desventaja al sector, porque estas últimas no están vigiladas por ninguna autoridad financiera.

Para otras sofomes enlas que la carga regulatoria no es problema, su principal preocupación es que los bancos continúen cerrando sus cuentas, situación que al parecer estuvo controlada todo el 2014, pero al final del año se recrudeció.

Mientras muchas tratan de cumplir con la ley, en el año se anunciaron fusiones importantes como la de Credex, Crediequipos y Financiera Contigo, que dieron paso al nacimiento de Contigo, sofom dedicada a ofrecer crédito grupal a mujeres.