Las sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) se encuentran en busca de fondos para otorgar financiamientos verdes, es decir, aquellos que van destinados a proyectos autosustentables de impacto ambiental y social, así lo declaró Fernando Padilla Ezeta, presidente de la Asociación de Sofomes en México (Asofom).

En entrevista, Padilla Ezeta comentó que, hace algunos días, una delegación de Asofom participó en el encuentro anual de la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras de Desarrollo, donde se pactaron planes con bancos de desarrollo de Francia, Rusia, Japón y  Canadá para conseguir recursos para proyectos de impacto ambiental.

“Con varios fondos internacionales logramos el camino para conectar directamente a sofomes, para invertir en ellas como deuda o capital, y atender tres frentes en temas de inclusión financiera: pequeñas y medianas empresas, el sector agropecuario y proyectos sustentables en general”, detalló Padilla Ezeta.

El presidente de Asofom detalló que las sofomes, al ser intermediarios financieros especializados en ciertos sectores y regiones, poco a poco comienzan a interesarse en financiar proyectos de impacto ambiental.

“Las sofomes por su volumen y tipo de organización normalmente operamos de manera regional y focalizada. Empiezan las sofomes, pequeñas y medianas, a ofrecer sus productos enfocados en temas de sustentabilidad y de energía verde, por ejemplo, financiar la instalación de paneles solares o sofomes que están enfocadas en financiar temas de agricultura sustentable”, explicó el presidente de Asofom.

“En esta focalización y especialización —añadió—, estamos viendo surgir sofomes que están enfocadas en atender un mercado específico o una industria (...) A ellas les estamos empezando a llamar sofomes verdes, las que se centran en financiar industrias y empresas que tienen un enfoque de sustentabilidad”.

En este contexto, Padilla Ezeta declaró que centrarse en este tipo de proyectos verdes hace que las sofomes consigan financiamiento más barato al que se obtiene vía los canales tradicionales.

“El costo del dinero en general es alto,  lo que estamos logrando con la banca de desarrollo internacional es conseguir dinero un poco más barato cuando se logra focalizar a este segmento de sustentabilidad y esto hará que el producto final hacia el cliente sea más accesible”, explicó.

Padilla Ezeta indicó que los productos crediticios para proyectos sustentables son de alto costo, debido a la tecnología que manejan, por lo que con el fondeo obtenido para este tipo de proyectos, se podrán mejorar tasas y plazos.

Meta sexenal

El presidente de Asofom comentó que para que las sofomes incrementen su participación en el crédito a las pequeñas y medianas empresas, por lo menos en el periodo del actual sexenio requerirán alrededor de 2.5 billones de dólares de fondeo para apoyar toda la necesidad de financiamiento y que el país eleve la penetración del crédito en este segmento.

“Para el objetivo de Asofom del periodo del gobierno actual, si quisiéramos incrementar 10% la inclusión financiera a pymes, solamente viendo el canal de los intermediarios financieros no bancarios, que hoy representan 10% del total de crédito pyme del país, necesitaríamos recursos para fondear toda la estructura de múltiples canales de los 2.5 billones de dólares”, dijo Padilla Ezeta.

“Como se demuestra —expresó— la necesidad es altísima, necesitamos encontrar muchos canales si queremos lograr pasar de 35% de penetración de financiamiento a pequeñas y medianas empresas a 45 por ciento”.

[email protected]