El reto de las Sofoles y Sofomes es cómo reemplazar un modelo de negocio que llegó a ser exitoso y que ahora necesita ser revisado para que el financiamiento continúe, afirmó el vicepresidente del sector hipotecario de la AMFE, Samuel Schowiecky.

Al participar en el Foro de Vivienda 2010, organizado por Grupo en Concreto, dijo que Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) tiene un papel fundamental en la promoción del crédito, así como para 'entrar al quite en el otorgamiento de financiamiento en un sector tan importante como vivienda'.

En el periodo 2008-2010 recordó que SHF ha fondeado al sector por 543,000 millones de pesos, mientras que las sociedades financieras de objeto limitado y múltiple hipotecarias que participan en la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE) sólo han invertido más de 3,200 millones de pesos en sus empresas.

Sin embargo, expuso que la verdadera reactivación de las Sofoles y Sofomes hipotecarias no se logrará sólo con capitalización, sino también debe ir acompañada de la recuperación de la economía, generación de empleo y mejoría en seguridad pública.

Durante su participación en el foro comentó que también la regulación para las entidades debe abarcar a tres tipos de sociedades financieras: las que tienen vínculos con un grupo financiero, las que tienen montos relevantes de emisiones de deuda y aquéllas que elijan ser reguladas para tener mejor acceso a fondeos.

En este sentido agregó, se pretende dar certeza al mercado y a inversionistas para que se acerquen los recursos que servirán en atender las necesidades de vivienda.

A su vez, Samuel Schowiecky rechazó que las Sofoles y Sofomes sean las perdedoras de la crisis, ya que se trató de un modelo de negocios predominante en la industria hipotecaria, cuyo índice promedio como industria, está en alrededor de 10.0 por ciento.

RDS