El surgimiento de algunas pseudoentidades de ahorro y crédito popular a lo largo del país ha provocado que un sector que sí está plenamente regulado -el de las sociedades financieras populares (sofipos)- sea muchas veces confundido no sólo por la población, sino también por la autoridad en ciertos casos. Por ello, uno de los principales objetivos de este sector en el corto plazo es destacar en el mercado y buscar diferenciarse de negocios irregulares.

Armando Sánchez Porras, presidente de la Asociación Mexicana de Sociedades Financieras Populares (Amsofipo) explica que, para ello, en breve emprenderán una campaña a nivel nacional y regional, tanto con autoridades del nuevo gobierno como con legisladores y medios de comunicación, que permita promover la visibilidad, el actuar y la importancia de las sofipos en la economía nacional.

Como principal línea de acción en nuestra agenda de trabajo está promover mucho la figura o tener visibilidad de la figura de la sofipo, no solamente a nivel sociedad, sino en el sector público federal. Creo que es un reto de nosotros comentar la figura y, sobre todo, hay una gran oportunidad de poder hacer programas nacionales en donde las sofipos puedan ser ejes rectores o ejes para instrumentar algún programa. En este momento, hay una gran disposición de la autoridad , dice.

Sánchez Porras reconoce que, en la actualidad y pese a su importancia, la figura de la sofipo es poco conocida, por lo que parte fundamental de la referida campaña tiene que ver con la creación de un distintivo. Donde esté el distintivo es porque está una sofipo y porque una sofipo es confiable y porque es parte del sistema financiero de México .

Precisa que, de manera paralela, se buscará participar en consejos que tengan que ver con el sector, como en el de inclusión financiera, además de crear vínculos con otras instituciones similares extranjeras y con la Academia.

Se busca generar estudios de casos relacionados con sofipos y que informaciones especializadas de la academia sean materia inclusive de cátedra .

Como parte de esta campaña, el Presidente de la Amsofipo refiere que ya alista una agenda de visitas con las diferentes dependencias de gobierno relacionadas con el sector como la Secretaría de Hacienda, la CNBV y las comisiones de Hacienda y Desarrollo Social del Poder Legislativo, por mencionar algunas.

El sector de las sofipos es uno de los más dinámicos dentro del sistema financiero mexicano. Tan sólo en el 2012 creció 20% y para el 2013 espera superar 25 por ciento. Sus activos alcanzan hoy día los 20,000 millones de pesos. Hay 43 entidades autorizadas de este tipo, pero sólo operan 40.

eduardo.juarez@eleconomista.mx