Resultado de las nuevas facultades que les otorga la reforma financiera recientemente promulgada, así como de una evolución natural del sector, las sociedades financieras populares (sofipos) estiman crecer alrededor de 25% en el 2014, cuando el promedio en años anteriores ha sido de 20 por ciento.

Armando Sánchez Porras, presidente de la Asociación Mexicana de sofipos (Amsofipo), detalló que además el pronóstico es cerrar este año con la atención a cerca de 4 millones de clientes, cuando el 2013 lo terminaron con poco más de 3 millones.

Y es que la reforma financiera permite ahora a este tipo de entidades, pertenecientes al sector de ahorro y crédito popular, operar a través de corresponsales y de la telefonía móvil, lo que, a decir del directivo, les permitirá llegar a un mayor número de personas a las que no atiende la banca comercial.

Además, el Presidente de la Amsofipo espera que otras entidades, como sofomes no reguladas, migren cada vez más a la figura de sofipos, situación que redundaría en más crecimiento para el sector.

Sánchez Porras aplaudió en este sentido la reforma financiera que apenas el pasado jueves promulgó el presidente Enrique Peña Nieto, ya que -dijo- ello fortalece al sistema financiero del país y lo pone a la vanguardia internacional como uno de los más robustos.

Reconocemos que esta reforma fomenta la competencia entre los actores financieros privados bancarios y no bancarios; empareja más el camino para todos, y particularmente para el sector de las sofipos, para que, con más facultades, podamos fortalecer nuestra operación, el portafolio de servicios y la transparencia de los mismos con los clientes y con la autoridad regulatoria , afirmó.

Sin embargo, aún faltan las reglas secundarias para este reforma.

[email protected]