El banco español CaixaBank vendió 439 inmuebles destinados a sucursales bancarias por un precio de 428.2 millones de euros al grupo mexicano Inmobiliaria Carso.

CaixaBank dijo el martes que la operación de venta y realquiler de las suscursales le podría aportar unas plusvalías brutas de 200 millones de euros (263.23 millones de dólares).

En un hecho relevante, CaixaBank señaló que la transacción se realizó con la filial española del brazo inmobiliario de Grupo Carso.

Inmobiliaria Carso pertenece a la familia de Carlos Slim, aliado de La Caixa desde que la entidad catalana tomó una participación en Inbursa, el brazo financiero de Slim.

Tras la crisis financiera y de la banca en España el mapa financiero de esa nación se reconfiguró, después de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria anunciara la adjudicación del nacionalizado Banco de Valencia a CaixaBank.

De esta manera, la firma catalana consolidó su posición como número uno por volumen de activos en España, lugar que arrebató a BBVA y Santander (que siguen siendo mayores a nivel internacional) al hacerse de Banca Cívica hace unos meses.

Con información de Reuters y CincoDías

RDS