El aumento en el tope de ingresos para obtener un subsidio federal para la adquisición de una vivienda no se aplicará en todas las entidades del país, próximamente se anunciará en qué estados sí aplicará la ampliación del rango de percepciones económicas, informó Paloma Silva de Anzorena.

La directora de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) explicó que únicamente se amplía el límite de ingresos de 2.5 salarios mínimos a cinco salarios mínimos, en las ciudades donde las viviendas superen el precio promedio del tope de los subsidios.

De acuerdo con la Conavi, actualmente el límite del valor que una vivienda debe tener para recibir un subsidio es de 400,000 pesos. Por este monto, se pueden otorgar apoyos equivalentes a 64,000 pesos.

Hoy, por ejemplo, un afiliado del Infonavit y Fovissste que gana cuatro salarios mínimos no puede tener acceso a un subsidio de 60,000 pesos para comprar una vivienda en el Distrito Federal, Guadalajara o en Monterrey, y entonces adquieren una casa en los alrededores de las ciudades, donde hacen dos horas para llegar a su trabajo , destacó Paloma Silva.

La representante de la Conavi destacó que la semana que entra estarán dando a conocer las entidades federativas donde se realizará la ampliación en el tope de los ingresos para acceder a un subsidio, el cual pasa de 5,000 a 10,000 pesos mensuales.

Lo que estamos haciendo es apoyarlos con los subsidios en aquellas ciudades en las que sin este beneficio, las personas no pueden comprar una vivienda , enfatizó.

Recientemente, Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, adelantó que esta ampliación comenzará en siete estados, donde comprar una casa en un buen entorno es más caro.

Comentó que en una primera etapa, el incremento en el tope de ingresos podría comenzar en el Estado de México y Monterrey.

Con estas modificaciones se estima que la demanda de apoyos incremente en 1.5 millones de personas. Durante el primer bimestre del año, el otorgamiento de estos apoyos tuvo un crecimiento de 24% con respecto al mismo periodo del 2013.

ytorres@eleconomista.com.mx