Los cinco bancos más grandes en Estados Unidos reportaron un incremento en sus utilidades de forma acumulada de 14.6% anual en el 2012, apoyados por una menor creación de reservas, lo que refleja una recuperación del sector bancario en el país del norte; sin embargo, esta mejora en la operación aún es muy débil.

De esta forma, los bancos JP Morgan, Bank of America, Goldman Sachs, Citigroup y Wells Fargo sumaron utilidades por 59,385 millones de dólares; sólo Citigroup reportó una caída en sus ganancias de 31.8% durante el 2012.

Así, de los cinco bancos con más presencia en el mercado que establecieron desde el 2011 planes de ahorro y disminución de activos poco productivos, sólo Citi no ha podido concluir con dichos proyectos en el 2012, a pesar de que vendió una serie de unidades de negocios en Asia principalmente.

Si bien los resultados positivos en las utilidades de los bancos en Estados Unidos son esperanzadores para un sector en recuperación, éstos no se dieron por una mayor dinámica financiera en el país del norte, donde los ingresos totales de los cinco sólo aumentaron 1.7% anual en el 2012, con un saldo de 346,970 millones de dólares.

El apoyo provino de una menor creación de reservas durante el año, las cuales sumaron el año pasado 40,353 millones de dólares, lo que significó una disminución de 24% con respecto al 2011.

Abraham Vergara, académico de la Universidad Iberoamericana, consideró: Los bancos en Estados Unidos siguen estando débiles en sus operaciones, los consumidores se están desapalancando y los bancos prestan poco; sin embargo, tienen el apoyo de su gobierno, el cual ya demostró que está dispuesto a salvarlos por muy grandes que sean .

Esto se confirma con el saldo de la cartera de crédito de los cinco bancos más grandes en activos del sector bancario, la cual alcanzó en el 2012 un monto de 3.08 billones de dólares, lo que comparado con lo reportado el año previo significó una disminución de 0.13 por ciento.

Pese a las condiciones económicas poco positivas, los cinco bancos más grandes en Estados Unidos lograron aumentar su concentración en el sector bancario al incrementar sus activos 1.1% en el 2012, sumando 7.82 billones de dólares, lo que representa cerca de 52% de los activos totales del sector bancario.

Asimismo, los bancos en Estados Unidos lograron una prórroga para aplazar las reglas de Basilea III, la cual se esperaba se implementara una parte para inicios del 2013, la cual se aplazó hasta el 2015.

Por ello, algunas autoridades del país insisten en la división de los grandes bancos, separando la banca de inversión de la banca de consumo, ya que el riesgo sistémico de concentración se acrecentó después de la crisis del 2009.

El sistema financiero está arreglado para beneficiar a los grandes bancos, por lo que los cinco bancos más grandes de Estados Unidos deberían ser divididos para proteger a la economía de otra crisis , dijo el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher a finales del tercer trimestre del 2012.

Barclays Capital estima que el sector bancario de Estados Unidos será uno de los más rentables del mundo para el 2013, influidos por menores costos de operación, por lo que recomendó mantener inversiones en estas instituciones financieras, a pesar de la debilidad de la economía estadounidense esperada para este año.

[email protected]