El sector asegurador anticipa que tendrá un crecimiento de 7.4% en el 2016, superior al que tendrá al cierre del año, que rondará 6%, impulsado por la mejora en el consumo interno, así como por las modificaciones fiscales en materia de deducibilidad.

Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), comentó que a pesar de que se anticipa un escenario complejo para el siguiente año, es alentador ver que uno de los grandes motores de la economía, como el mercado interno, se está reactivando .

Lo anterior, abundó, se observa en las ventas reportadas por las cadenas minoristas, de electrónicos, de autos nuevos, entre otros, lo que indica que hay elementos que pueden impulsar el dinamismo económico del país para que crezca más.

Nosotros estimamos que para el 2015 estaremos prácticamente entre 5.6 y 6% de crecimiento, en términos reales. Para el año que entra, estimamos un crecimiento mayor, de 7.4% , dijo, al dar a conocer los resultados del sector al tercer trimestre del 2015.

Al cierre de septiembre pasado, el sector reporta primas emitidas por 287,492 millones de pesos, con lo que alcanza un crecimiento de 11.5%, derivado de que a mediados de este año se renovó la Póliza de Daños de Petróleos Mexicanos (Pemex) por dos años; si el efecto de esa póliza se ajustara de forma anualizada, el crecimiento del sector se ubicaría en 8.7 por ciento.

En términos reales, el incremento en la colocación de primas es de 6%, es un crecimiento muy optimista, muy bueno, sobre todo si se considera que estamos en un año en que las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto están cifradas entre 2.1 y 2.5%, con lo cual nosotros estaríamos creciendo más allá del doble de lo que está creciendo la economía del país .

En este escenario, el director general de la AMIS destacó el crecimiento del ramo de daños, que tuvo un alza de 10.4%, sin considerar la póliza de Pemex, después de que en los últimos años estas operaciones registraron variaciones marginales.

Temas pendientes en sector

Al referirse a la adopción de la nueva regulación, conocida como Solvencia II, Recaredo Arias dijo que si bien existe un avance importante entre las aseguradoras para la adopción de la nueva regulación (que entró por etapas y falta la última), todavía hay temas por resolver.

En enero del 2016, entra en vigor el esquema de Solvencia II para el sector asegurador, con lo que prevalece el riesgo de que empresas del ramo salgan del mercado, al no poder enfrentar los altos costos que representa su aplicación.

No pedirán prórroga para Solvencia II

No obstante, el directivo negó que el sector vaya a pedir una prórroga para la entrada en vigor de estas nuevas obligaciones, que se refieren a temas de reservas y de capital, como sucedió el año pasado, debido a que la industria no se encontraba lista para su adopción.

Aclaró que si hay aspectos específicos en los cuales haya problemas para la instrumentación, habría prórrogas específicas para esos elementos, o bien, si una compañía considera que no está lista, podría presentar su requerimiento específico, pero una prórroga generalizada no se daría .

Añadió que si el próximo año se observan fusiones o ventas de compañías del sector, no sería por una simple falta de cumplimiento sino por los costos que implicaría la operación con la nueva regulación, pues además reconoció que la autoridad regulatoria tiene disposición para buscar soluciones para cada problema.

El directivo de la AMIS explicó que entre los temas que todavía requieren ajustes se encuentran los sistemas de cálculos, calidad de la información, calibración de modelos, entre otros.