La desaceleración económica del año pasado, la cancelación de seguros para funcionarios de gobierno y una mayor inflación a la prevista afectaron el crecimiento del sector asegurador en el 2018.

Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), informó que el año pasado el sector asegurador creció 5.4% anual en términos reales, con el ajuste de la póliza de daños bianual de Pemex.

El dato, añadió en conferencia de prensa, es menor a lo que se tenía previsto, de 6.5 por ciento.

Explicó que el menor crecimiento se debió a que la AMIS hizo sus cálculos con una previsión del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano de 2.20%, mientras que para la inflación tomó un estimado de 3.85% para cierre del año. De acuerdo con el Inegi, en el 2018 el PIB se expandió 2%, mientras que la inflación se ubicó en 4.83 por ciento.

En línea con lo anterior, Recaredo Arias indicó que la cancelación de seguros para funcionarios también tuvo un efecto en el crecimiento del sector.

Para este año, agregó, el sector estima una expansión menor, de 3.38% en línea con sus proyecciones para el PIB de México de 1.64% y el estimado de inflación en 3.85 por ciento. Ademas, prevén un impacto de 0.8% por la cancelación de seguros de gobierno.

En lo que se refiere al pago de indemnizaciones, las aseguradoras desembolsaron el año pasado 317,422 millones de pesos, esto es  3% más respecto al año previo.

Tranquilo ante calificadoras

Respecto al cambio de perspectiva que realizaron en días pasados algunas calificadoras como Fitch Ratings y Standard & Poor’s (S&P), el director general de la AMIS refirió que las aseguradoras están tranquilas.

En febrero, Fitch revisó la perspectiva del sector asegurador mexicano de Estable a Negativa, pese a la fortaleza que han presentado las compañías en los últimos años.

“Sólo una calificadora (Fitch) que señaló que había una perspectiva Negativa para el sector, pero ya lo había hecho antes a la banca, desde noviembre, y es obviamente por todas las interrelaciones que en un momento determinado hay en la economía con respecto a entidades como nosotros. Particularmente estamos hablando de factores como el tipo de cambio (...) y factores como la valuación de inversiones”, explicó.

Por su parte, S&P hace unos días también pasó su perspectiva de Estable a Negativa de siete aseguradoras: AIG Seguros México, Allianz México, AXA Seguros, Grupo Nacional Provincial (GNP), Sompo Seguros México, Seguros Afirme, y Kot Insurance

Añadió que el sector asegurador mexicano cuenta con las reservas necesarias para hacer frente a los diversos eventos que pudieran ocurrir.

“Respecto al dato de las calificadoras, no hay que estar preocupados sino estar ocupados en estar gestionando los riesgos a los que estamos expuestos en adelante”, declaró.

Agregó que el sector avanzó bastante gracias a la Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas, conocida como Solvencia II.

“(Esta ley) nos pide el capital que verdaderamente se necesita. Antes teníamos un esquema con una metodología menos moderna y precisa, por lo cual no teníamos certeza de que ése fuera el capital exacto que se requería”, explicó.

Refirió que el índice de solvencia se ha mantenido estable desde el primer trimestre del 2017, lo que indica que la mayoría de las compañías ya han pasado por la curva de aprendizaje sobre Solvencia II.