El sector afianzador presentó un decrecimiento real anual de -1.5% al cierre del primer trimestre del 2020, principalmente impulsado por el ramo de Fidelidad así lo informó la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).

De acuerdo con el comunicado, en lo que se refiere al comportamiento de los diferentes ramos que componen la actividad afianzadora, al cierre de marzo del 2020, el ramo de Fianzas Administrativas presentó un crecimiento real del 2.4% mientras que los ramos de Fianzas de Fidelidad, Judiciales y de Crédito presentaron decrecimientos reales de 7.9%, 5.6%, y 13.4% en comparación con los resultados al cierre del mismo trimestre del año anterior.

En lo que se refiere al total de primas emitidas en el periodo antes mencionado se informa que ascendió a 2,901 millones de pesos, de los cuales el 88.3% correspondió a las fianzas directas, mientras que el 11.7% restante se debió a primas tomadas por reafianzamiento.

Se informó que el sector presentó un índice combinado de 67.6%, cifra superior en 4.7 pp. a la reportada al cierre del primer trimestre de 2019.

La composición de la cartera del sector afianzador quedó distribuida de la siguiente forma: ramo administrativo en 67.7%, el de fidelidad el 24.4%, el de crédito 6% y el judicial 2 por ciento.