Ante la nueva realidad a la que se enfrenta la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para su operatividad, los procesos de esta autoridad han comenzado ser digitales en su totalidad, como, por ejemplo, la recepción de expedientes de las empresas interesadas en operar al amparo de la ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, también conocida como ley fintech.

En entrevista, Juan Camilo Pineda, cofundador de la plataforma Lana, explicó sobre cómo esta empresa se convirtió en una de las primeras instituciones en enviar, de manera 100% digital, su expediente a la CNBV para solicitar su autorización como una Institución de Fondos de Pago Electrónico.

“Fue un proceso novedoso y rápido. Con motivo de la nueva normalidad, cada vez con estos procesos, no sólo para las fintech, sino para otro tipo de autorizaciones, se abre una puerta para la digitalización”, detalló el directivo de Lana.

Pineda detalló que hace algunos días, se subió por medio de una plataforma habilitada por la CNBV, el expediente requerido para solicitar la autorización de operación bajo la Ley Fintech, luego de la reanudación por parte de la Comisión de sus procesos operativos que se habían pausado por la emergencia sanitaria.

“La CNBV habilitó una plataforma digital a la cual nos asignó credenciales de acceso, para pedir la autorización y presentar nuestro expediente de manera digital… la verdad es que fue muy rápido, la plataforma se comportó muy bien, hicimos la validación final de que los documentos cumplieran con los requerimientos de la autoridad, hicimos la carga y lo notificamos”, añadió Pineda.

En marzo del del 2018 se promulgó la Ley Fintech y en septiembre del 2019, se terminó el plazo para que las plataformas que operaban antes de la promulgación de la ley, llevaran de manera física su expediente requerido a la oficialía de partes de la CNBV para solicitar su autorización.

Las plataformas que operaban antes de la promulgación de la ley pueden continuar operaciones hasta que se resuelva su autorización; pero las que se constituyeron después marzo del 2018 y busquen ser autorizadas bajo la Ley Fintech, como Lana, tienen que esperar a que la autoridad defina su situación para comenzar su operación.

En este contexto, de acuerdo a datos más recientes de la CNBV, 80 plataformas están a la espera de definirse su autorización, de las cuales 74 operaban antes de la promulgación de la ley y seis son de nueva creación.

Pineda explicó que Lana, de origen español, se fundó en el 2019 y a partir de ahí, comenzó el trabajo para cumplir con los requerimientos para solicitar su autorización ante la CNBV, lo cual se realizaría a inicios del 2020; sin embargo, por el tema de la pandemia, se tuvo que posponer este procedimiento hasta hace algunos días que se presentó el expediente.

Lana busca ofrecer, por medio de su cartera digital, servicios financieros a los trabajadores de plataformas de la economía colaborativa, como las que ofrecen servicios de transporte, comida, autoservicio, entre otras actividades.

Hace algunos días, Lana anunció el levantamiento de capital por más de 12 millones de dólares en su primera ronda de financiamiento, lo cual, según Pineda, servirá para consolidar a la plataforma en diversos mercados de América Latina, como México, Chile, Perú y más adelante, Argentina y Colombia.

Fechas Ley Fintech

  • Marzo del 2018, se promulga la ley.
  • Septiembre del 2018, se publican las primeras disposiciones secundarias.
  • Septiembre del 2019, vence el plazo para que las plataformas que operaban antes de la publicación de la ley solicitaran su autorización.
  • Marzo del 2020, la CNBV suspende los procesos de autorización por el tema de la pandemia y 80 fintech quedan a la espera de la resolución de su expediente.
  • Agosto del 2020, se reanuda el proceso de autorización de las fintech.

Fuente: Elaboración propia con datos de la CNBV