Humo blanco salió de las negociaciones entre el gobierno chileno y buena parte de la oposición en la reforma previsional que impulsa el Ejecutivo. Diario Financiero accedió a un protocolo de acuerdo entre las partes, que, si bien aún es modificable, entrega las líneas gruesas del acuerdo por pensiones.

El documento sostiene que quienes suscriben el acuerdo expresan su voluntad decidida de avanzar en la tramitación del proyecto de ley y “se comprometen a hacer todos los esfuerzos necesarios para que este proyecto de ley sea despachado durante noviembre para lograr que los beneficios entren en vigencia a partir del 2020”. Lo anterior, ya que se trata de una materia especialmente trascendente y urgente debido al bajo monto de las pensiones que reciben muchos adultos mayores las crecientes necesidades de ellos.

“Las partes que suscriben concuerdan en que las políticas públicas se construyen progresiva y gradualmente y deben ser financieramente responsables y sustentables en el tiempo, teniendo siempre como perspectiva las proyecciones de mejoramiento de la vida de nuestros adultos mayores”.

Detalles del acuerdo

En el texto de 80 páginas, se propone la creación del Consejo de Ahorro de Seguros Sociales, que remplazará al ente público que había bautizado como Consejo Público Autónomo, el que tendrá una estructura más robusta, será de carácter constitucional y administrará 4% de cotización extra que propone la iniciativa sumado a una serie de seguros sociales que forman parte del componente de solidaridad que exigía la democracia cristiana.

Detalla que el consejo emerge como un organismo autónomo, de carácter técnico, dotado de personalidad jurídica y patrimonio propio y estará supervisado por la Superintendencia de Pensiones.

El consejo no sólo administrará 4% adicional, sino también el seguro de dependencia, el de acompañamiento para niños y “otros programas de seguros sociales que determinen las leyes”.

Dentro de las atribuciones, este ente deberá evaluar periódicamente el funcionamiento del ahorro adicional, así como presentar propuestas para su perfeccionamiento, además de elaborar las bases de la licitación para la gestión de los recursos. Adicionalmente, se crea el Comité Coordinador de Pensiones, cuya función consistirá en facilitar la coordinación técnica y el intercambio de información entre la Superintendencia de Pensiones y la Comisión para el Mercado Financiero.

El comité estará a cargo de materias relativas a la regulación y fiscalización del Sistema de Pensiones Solidarias, el seguro de invalidez y sobrevivencia, las tablas de mortalidad, el seguro de dependencia, el aporte adicional para la clase media, el ahorro previsional voluntario, y cualquier otra materia de competencia común a ambos reguladores.

Presupuesto

Dentro del marco presupuestario fijado para estos efectos, el gobierno se comprometió a evaluar eventuales mejoras, a los mecanismos que incrementan las pensiones de las mujeres, especialmente aquellas que no reciben los beneficios del pilar solidario y proponer estos cambios por la vía de indicaciones al proyecto en trámite, las que deberán ser ingresadas en las comisiones de Hacienda de la Cámara de Diputados y de Trabajo del Senado, según corresponda.

El proyecto de ley establece un seguro social de dependencia que beneficiará con un incremento de la pensión a todos los adultos mayores con dependencia severa. Este seguro se financiará con un aporte del cargo del empleador de 0.2% de las cotizaciones.

En el marco de una adecuada gradualidad y responsabilidad fiscal para no afectar negativamente la creación de empleos formales, el gobierno se comprometió a evaluar un incremento gradual en la tasa de cotización con el propósito de financiar otros seguros.