Uno de los temas que se deben abordar para mejorar las pensiones de los trabajadores es eliminar los esquemas de simulación laboral, como algunos de outsourcing, donde las empresas no registran con el salario real a sus trabajadores y afectan sus cotizaciones a la seguridad social, indicó el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo.

“Todavía hay empresas que utilizan diversos esquemas para evadir el cumplimiento de sus obligaciones, lo que afecta directamente los sueldos y las prestaciones de los trabajadores. Los montos de evasión superan los 21,000 millones de pesos”, expuso durante la clausura de la Cuarta Convención Nacional de Afores.

Comentó que este tipo de temas se puede mejorar para que se tenga un panorama más amplio al momento de que se plantee una reforma en pensiones.

“Hoy, el Seguro Social está trabajando de manera muy decidida en actos de fiscalización, tan sólo de diciembre del 2018 a la fecha tenemos 539 actos de fiscalización y hemos mejorado la regularización de 60,000 trabajadores”.

Destacó que el problema se presenta especialmente en las empresas que han abusado del esquema de outsourcing, donde se incorpora de manera masiva a todo el personal y no se le da seguridad social, además de que registran a sus empleados con un sueldo más bajo del que realmente reciben.

“Eso nos afecta desde el Seguro Social, porque no estamos empatando nuestros ingresos con la exigencia de mejores servicios y los recursos que se requieren para atender prestaciones sociales y económicas para el retiro”, dijo.

Si una persona gana 20,000 pesos, pero sólo 10,000 pesos se los paga la empresa y la otra mitad a través de un servicio de subcontratación, al momento de querer jubilarse, su pensión se calculará con base en los 10,000 pesos que le daba la empresa, con lo que su pensión será menor a lo que realmente ingresaba, ejemplificó el director del IMSS.

“Es un problema realmente grave de defraudación y de evasión fiscal, por eso estamos tomando medidas (...) Me parece que lo más importante es que ahora que hay un tema de outsourcing en las cámaras, podamos abordarlo con toda puntualidad”, expresó.

Indicó que están trabajando de manera coordinada con la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP, el Servicio de Administración Tributaria, la Procuraduría Fiscal de la Federación y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Robledo enfatizó que se buscarán medidas para que los trabajadores tengan los incentivos para denunciar al empleador cuando incurra en estas prácticas, “nosotros debemos facilitar al trabajador que cuando le están pagando por fuera o por honorarios denuncien, pues están afectando su futuro”.

Al respecto, María Luisa Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, coincidió en que se deben acabar los esquemas de simulación laboral.

“Ello impacta en que no sólo se afecte de manera directa al sistema pensionario, sino también la posibilidad de tener acceso a la vivienda, así como al sistema de salud”.

Recordó que sólo 47% de los trabajadores tiene una cuenta de ahorro, pero si se considera a personas entre 18 y 29 años de edad, sólo 42% de esa población tiene una cuenta de ahorro para el retiro.

A su parecer, otra manera de mejorar la pensión es a través del incremento salarial. “Ya no podemos seguir siendo un país de salarios tan precarios, ello lo hemos venido trabajando con esfuerzos de la mano del sector privado y de los trabajadores; un punto clave es el salario mínimo, hace 36 años no se aumentaba el salario mínimo de manera tan significativa como lo vimos en este año”.

 

Reforma, diferente a la de 1997

El director del IMSS mencionó que la reforma en pensiones es necesaria, pero no será como la que se hizo en 1997, en el sentido de que se priorizó el avance financiero, pero no se tradujo en mejorar las pensiones de los trabajadores.

“Debemos reconocer que, después de 22 años de experiencia, no sólo no se han generado los rendimientos esperados, sino que la búsqueda de perfeccionar el sistema y la viabilidad de los recursos nos han llevado a un crecimiento de un aparato administrativo con altos costos operativos, donde el principal afectado es el trabajador”.