Del 2013 al 2015, la producción de vivienda vertical se cuadriplicó respecto de los primeros tres años de gobierno de la anterior administración (2007 al 2009), informó Paloma Silva de Anzorena, titular de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).

Al participar en el foro de Gobernanza Metropolitana, la funcionaria informó que del 2007 al 2009 la vivienda vertical reportada en el Registro Único de Vivienda representaba en promedio 6.8% del total de la producción nacional; mientras que del 2013 al 2015 las unidades en edificaciones de tres niveles y más significan 26.7% del total de la producción.

Silva de Anzorena destacó que la vivienda vertical permite que las ciudades tengan un crecimiento ordenado y facilita la gobernanza metropolitana.

Destacó que la gobernanza metropolitana es un proceso mediante el cual un conjunto de actores gubernamentales y no gubernamentales (asociaciones civiles, las asociaciones público-privadas, sindicatos, empresas, etc.) colaboran en términos de bienes colectivos y en la formulación de políticas.

Crea un canal de comunicación entre la multiplicidad de actores y niveles de gobierno que existen en el área, sin que su ámbito de jurisdicción represente un obstáculo para la toma de decisiones conjuntas , detalló Silva.

La titular de Conavi enfatizó que dicha gobernanza facilita que la calidad de vida sea elevada, ya que se proporcionan servicios públicos adecuados, se evita la generación de problemas sociales, se controla la expansión de la mancha urbana, se permite la planeación de ciudades y el desarrollo de la región.

Se han impulsado diversas medidas de apoyo enfocadas a controlar la expansión de las manchas urbanas y a planear e implementar ciudades más compactas y funcionales, que coadyuven al desarrollo urbano ordenado, sustentable e inteligente en las urbes del país y que permitan reducir el rezago de vivienda, y proveer de vivienda digna a toda la población , explicó la Conavi mediante un comunicado.

Como resultado de estas acciones, indicó Silva de Anzorena, el tamaño de las viviendas que hoy se construyen es mucho mayor. En los primeros tres años de la presente administración la superficie promedio de construcción se incrementó 10%, al pasar de un promedio de 56.1 metros cuadrados del 2007 al 2009, a 61.9 metros cuadrados del 2013 al 2015.

La funcionaria insistió en que la Conavi ha mantenido una estrecha colaboración con los desarrolladores de la industria y los organismos nacionales de vivienda, con la finalidad de diseñar programas que resuelvan de manera responsable el rezago habitacional, que garanticen el uso eficiente y transparente de los recursos federales.

Además, destacó las acciones que se han emprendido desde el Poder Legislativo en pro del desarrollo humano de toda la sociedad, generando un marco regulatorio que, a través de una visión integral, permite el actuar de todos los participantes en el sector, coadyuvando a la consolidación y el crecimiento de nuestras urbes .

Silva finalizó que para lograr el éxito de estos proyectos es necesario continuar con los trabajos de coordinación interinstitucional y continuar con el impulso de los tres órdenes de gobierno en forma responsable.

[email protected]