Gran parte de las quejas que se presentan ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) tiene que ver con cargos no reconocidos en las tarjetas de crédito.

Para reducir este delito, Santander México ha lanzado un innovador modelo de tarjetas de crédito en el que se eliminan todos los números de los plásticos, que es la principal información que los delincuentes utilizan para cometer los fraudes.

Los números se eliminan de la parte frontal y de la trasera, que es donde normalmente viene el código de seguridad. La única información que muestra esta tarjeta es el nombre y la fecha de vencimiento del plástico, además de un código quick response (QR) con información encriptada.

Jorge Zenteno, director general adjunto de Negocios Especiales del banco, detalló que, con esta innovadora medida, las tarjetas de crédito de Santander se convierten en las más seguras del mercado.

Detalló en los próximos días se empezarán a entregar los nuevos modelos de tarjeta sin números; se iniciará con su producto free y light, y se extenderá gradualmente a los 10 principales plásticos que este banco maneja, además de que en el mediano plazo se tiene contemplado aplicarlo también a las tarjetas de débito.

En conferencia, el directivo dijo que, para transacciones en puntos físicos, todo será igual, dado que los nuevos modelos cuentan con los clásicos chip y NIP, que es lo que se requiere para recibir pagos en terminales puntos de venta y para utilizar los cajeros automáticos y otros medios físicos.

Cuando se requiera saber el número de tarjeta o el código de seguridad, se debe abrir la aplicación móvil del banco para leer el código QR que ahí está integrado, y con eso aparece en el celular la información necesaria para que el cliente pueda utilizarla.

En el caso de compras en comercio electrónico, el banco genera una tarjeta digital en la app, la cual cuenta con un número diferente, además de que el código es dinámico y se cambia cada ciertos minutos, lo que ofrece una mayor seguridad.

“Creamos un modelo de tarjeta que supera la seguridad del mercado”, destacó el directivo de Santander.

Jorge Zenteno enfatizó la importancia de estas medidas de seguridad en las tarjetas de crédito, dado el incremento en las transacciones de comercio electrónico, mismas que, dijo, han crecido 30%, y el 75% de los clientes de Santander México ya realiza compras digitales.

Indicó que este modelo de tarjetas fue desarrollado en la fábrica digital de Santander y que sólo en México, de momento, se tiene este innovador producto.

El directivo de Santander expuso que hoy este banco tiene colocadas 3.2 millones de tarjetas de crédito y con esta innovación esperan crecer de forma importante.

¿Cómo funciona?

• En comercios físicos, los clientes podrán hacer compras con la tarjeta sin números como lo hacen normalmente, firmando con su NIP en la terminal punto de venta, pero sin exponer los datos sensibles de la tarjeta.

• En caso de que el cliente requiera ver los datos completos de la tarjeta sin números, debe ingresar a la app Super Wallet con sus credenciales y contraseñas de la banca digital, seleccionar la tarjeta y usar el lector para escanear el código QR que tendrá en la tarjeta física; este código tiene la información encriptada, por lo que sólo el cliente puede acceder a ella.

• Para pagos en línea, los clientes pueden aprovechar la versión digital de sus tarjetas de crédito (que se obtiene desde la app Super Wallet), cuyo código de seguridad es dinámico y evita que el sitio donde se hacen las compras almacene esta información del cliente, impidiendo el uso no autorizado. Esta tarjeta digital es gratuita y se puede disponer de una versión digital por cada tarjeta de crédito que tenga el cliente.

[email protected]