Santander se sumó con gran éxito a la racha de emisiones en el panorama empresarial español lanzando al mercado bonos con vencimiento a siete años. El precio ronda los 2.75 puntos porcentuales por encima del índice de referencia.

La entidad financiera vendió al mercado bonos a siete años a un precio de 275 puntos básicos por encima del mid swap, la tasa de interés a ese plazo libre de riesgo.

Consiguió 1,000 millones de euros a un precio muy bueno, pues ha sido de 25 puntos básicos sobre el nivel de secundario del bono a tres años de la propia entidad , explican fuentes de mercado. Este diferencial en emisores de riesgo similar está en 50 o 60 puntos básicos. La demanda ha sido elevada y 86.2% procedió del extranjero.

Para llevar a cabo esta operación, Santander contrató los servicios de Société Générale, de Goldman Sachs y UBS Investment Bank. Además, el equipo de Mercado de Capitales del propio banco ha estado capitaneando la operación.

El último lanzamiento de deuda que llevó a cabo Santander data del septiembre pasado, fueron 2,500 millones con vencimiento en marzo del 2016 y un spread de 3.90 puntos porcentuales. La ultima emisión a siete años que llevó a cabo el banco se produjo fue en octubre del 2010.

Entonces, el importe total fueron 1,000 millones a 175 puntos básicos por encima del mid swap.

Las empresas españolas captaron 7,250 millones de euros en los mercados de deuda en las dos primeras semanas del 2013. Lo anterior gracias a un rally de exitosas emisiones alentadas por la caída de la prima de riesgo y el hambre de rentabilidad de los inversionistas extranjeros.

El primero en emitir en lo que llevamos de año fue BBVA, que captó 1,500 millones de euros en deuda sénior, aquella que tiene como única garantía a la propia entidad- a cinco años, con una rentabilidad de 3.75%; lo que animó a otras entidades financieras y grandes empresas del Ibex a seguir su estela.

Entre los bancos, Caixabank logró adjudicar 1,000 millones de euros en bonos senior a tres años con un cupón de 3.25%; seguido por Sabadell, que colocó otros 1,000 millones en cédulas hipotecarias a cinco años con un interés del 3.38 por ciento.

El Banco Popular captó 750 millones en una emisión de deuda senior a dos años.

En alianza informativa con CincoDías.com