Al reiterar su compromiso con México, el español Santander confió en que la fortaleza institucional del país, las reformas estructurales y la tenacidad de su población, le permitan ser protagonista de su futuro en el contexto global.

Durante la inauguración de la XXII Conferencia Latinoamericana de Santander en Cancún, José Antonio Álvarez Álvarez, consejero delegado de esta institución bancaria, aseguró que las reformas emprendidas por el presidente Peña Nieto fueron difíciles e incluso controvertidas, pero le han permitido al país una “importante transformación y un salto hacia adelante”.

“Se nos explicaba hace años que el bajo y la continuad de crecimiento de la productividad de México se traducía en una economía con capacidad limitada para impulsar su crecimiento y desarrollo, cinco años después nos encontramos en un México distinto”, mencionó.

Destacó que las reformas en materia laboral, fiscal, financiera, energética, de competencia, educativa y de telecomunicaciones están dando resultados concretos y tangibles que permitirán al país transitar a un futuro globalizado, gracias a una fortaleza macroeconómica.

Álvarez Álvarez destacó en especial lo referente a la “seguridad normativa” en materia financiera digital. “Esta seguridad jurídica nos ayudará a impulsar las nuevas tecnologías, garantizará un entorno regulatorio equitativo para todos los participantes y sobre todo dará certidumbre a nuestros clientes en su patrimonio”, expresó.

El segundo en importancia del banco español —después de la presidenta del grupo, Ana Botín— reconoció que hoy México vive un entorno complejo, pero que ha mantenido su fortaleza y reiteró su confianza en el futuro del país.

“México vive un entorno complejo. Desde la caída drástica del precio internacional del petróleo hace unos años, hasta los cambios de paradigma impulsados por la nueva administración en Estados Unidos relacionados con el libre comercio o con la migración”, dijo ante el presidente Enrique Peña.

Añadió: “pero, con todo, México ha mantenido una clara fortaleza en sus indicadores macroeconómicos y una trayectoria de crecimiento que hubiera sido difícil de imaginar en otros momentos. Creemos, como hemos hecho siempre en Banco Santander en el futuro de México”.

Agregó que la construcción de un marco institucional más flexible y competitivo en todos los sectores ha permitido avanzar hacia una mayor productividad y, por ello, hacia un país más próspero y más justo.

“Estamos seguros de que la fortaleza institucional, las reformas estructurales y la tenacidad de los mexicanos permitirán que su país sea protagonista de su futuro en el contexto global”, dijo.

En este sentido, expuso que Santander está comprometido con México como desde 1950 y más, desde hace 20 años, y prueba de ello es la inversión anunciada en diciembre del 2017 por 15,000 millones de pesos, para mejorar la experiencia de los clientes del banco.