Ana Botín, presidenta desde septiembre pasado del español Grupo Santander, estuvo por primera vez en México con su nuevo cargo, y aprovechó para anunciar que no serán 5,000 millones sino 10,000 millones de dólares los que esta institución financiera destinará para financiar proyectos de infraestructura -incluidos los del sector energético- durante los próximos tres o cuatro años.

Aunado a ello, Santander destinará otros 5,000 millones de dólares para financiar pequeñas y medianas empresas (pymes), sector en el que es uno de los bancos líderes. En total, serán 15,000 millones de dólares (alrededor de 215,000 millones de pesos) los que la entidad de origen español pretende invertir en el país en lo que resta del presente sexenio.

Son cifras muy importantes, con las que queremos reafirmar el compromiso que tenemos por el país y de crecer junto con México en los próximos años , dice la hija del recientemente fallecido Emilio Botín, quien llevó las riendas del grupo durante más de 50 años.

En esos 15,000 millones de dólares se incluyen los 5,000 millones de dólares (cerca de 65,000 millones de pesos) que hace algunos meses Marcos Martínez, presidente y director de Santander México, anunció que el banco tenía disponibles para financiar proyectos derivados de la reforma energética. La semana pasada este banquero afirmó que la caída en los precios del petróleo no afecta sus planes en este rubro, e incluso ya se ha comenzado a trabajar en ello.

Ana Botín, quien fue una de las impulsoras de la entrada de Santander a México hace aproximadamente 20 años, destaca que la institución financiera busca destinar tales recursos a proyectos de infraestructura en diversos rubros, pero principalmente los que sean impulsados por el gobierno. Las áreas que decida, que son prioritarias para el gobierno, prácticamente en todas tenemos conocimientos y equipos .

La presidenta de Grupo Santander reconoce que hoy día hay problemas en México, lo mismo que en otros países, pero considera que también hay instituciones que funcionan, y confía en que se buscarán soluciones en donde hagan falta. Lo que nos toca a todos es entender qué cosas no funcionan y poner la solución. Yo confío mucho en el liderazgo de las autoridades mexicanas y de las instituciones mexicanas que lo van a hacer .

Expresa que, a diferencia de hace 20 años, hoy México goza de una estabilidad tanto política como económica, además de un sistema financiero sólido, que genera una mayor confianza en los inversionistas. Aunado a ello, dice, el país tiene ventajas competitivas como su estrecha relación con Estados Unidos. Hay muy buenas cosas y muy buenas noticias en México .

La banquera menciona que la semana pasada Santander también anunció una inversión de 10,000 millones de dólares para infraestructura en Brasil.

Que México sea principal subsidiaria del grupo

Ana Botín refiere que hoy día México está en el tercer o cuarto lugar de importancia para el Grupo Santander. Por arriba se encuentran países como Reino Unido y Brasil. Sin embargo, la meta -dice- es que llegue a ser el número uno. De los 107 millones de clientes que tiene la institución en el mundo, cerca de 10 millones son de México.

Para mí es tan importante cómo hacemos las cosas, el progreso y mirar hacia adelante. En términos estáticos Brasil e Inglaterra son más importantes en lo que pueden aportar al grupo. Yo espero que México sea el número uno , enfatiza.