Santander, España. Las inversiones fundamentales de Santander en el sistema financiero de México están hechas, declaró Francisco Luzón, presidente de la División de América del banco, y precisó que en América Latina se han invertido 28,000 millones de dólares.

En México, se tiene una cuota de 15%, se ha recuperado 100% de Santander y el mayor esfuerzo está hecho. Ahora hay que invertir en aquellos países donde no se tiene una presencia, Colombia y Perú, aunque ahí no se requiere una gran inversión para tener una cuota significativa , comentó en conversación con periodistas mexicanos.

Sin embargo, ello no quiere decir que las inversiones se frenarán. Éstas dependerán de la manera en la que se dé la bancarización, es decir, se irá invirtiendo de acuerdo como el proceso lo requiera .

Lo anterior implica que si en México el proceso de bancarización pasa de 12 a 45% en 10 años, se necesitará mucho más inversión. El directivo enfatizó que el proceso de inversión y de desarrollo de capacidad instalada se llevará a cabo en términos orgánicos.

Hoy se debería de ser capaz de una cuota de 15 a 20 en cinco años, pero sin comprar nada significativo, porque ya no se necesita , añadió.

Respecto de lo que se espera con la compra de 24.9% que Santander realizó a BofA de su filial en México, el Consejero del banco mencionó que teniendo en cuenta las previsiones de México y del banco, se tenía la opción de mantener la situación que se presentaba o apostarle, y se decidió por apóstale a la compra.

Se tienen muy buenas perspectivas para el país y para el sistema financiero, en ese sentido, se pagaron 2,500 millones de dólares por la participación que tenía BofA­, que significa valorar el banco en 10,000 millones de dólares, en su opinión en cinco años puede valer el doble, porque se prevé un crecimiento del país en el rango de 4-5% y un elevado nivel de bancarización.

Profundizar bancarización

Respecto del proceso de bancarización, consideró que éste debe ser inteligente y responsable, se debe ir bancarizando las clases bajas, los microempresarios e ir ajustando el nivel de bancarización al nivel de endeudamiento posible .

El crédito al consumo ha crecido notablemente, no así el de las pequeñas y medianas empresas; debe ser mucho más equilibrado y al mismo tiempo aumentar el ahorro.

Hoy, México tiene una gran potencia porque no sólo cuenta con el ahorro bancario, también con los fondos de pensiones. La combinación de todo esto permite ver un país que puede crecer su tasa de bancarización en 15 puntos en cinco años, puntos al año, lo cual es poco , afirmó.

Durante su intervención en el Encuentro Santander-América Latina en la Universidad Internacional, Menéndez Pelayo dijo que Latinoamérica ocupa un lugar preferente en el escenario mundial.

[email protected]