Grupo Financiero Santander reportó una utilidad de 4,727 millones de pesos en el primer trimestre del 2018, un incremento de 5.6% respecto al mismo periodo del 2017.

Este resultado obedeció a un crecimiento mayor en comisiones y tarifas netas, aunque un menor resultado por intermediación, y un alza en el gasto. La cartera de crédito total mostró un crecimiento anual de 7.9% y alcanzó los 630,999 millones de pesos.

Al interior, la cartera comercial tuvo un crecimiento en el periodo de 9.7% con un saldo de 391,778 millones de pesos; y en individuos el portafolio creció 5.2% con un saldo de 239,778 millones de pesos.

“Comenzamos el 2018 con una sólida posición, crecimiento acelerado del crédito, una fuerte expansión en nuestra base de depósitos y mejoras en las métricas de calidad de los activos, impulsando la rentabilidad (...) estamos determinados a convertirnos en el banco principal de nuestros clientes”, destacó Héctor Grisi Checa, presidente ejecutivo y director general de Santander México.

Al mismo tiempo, el índice de cartera vencida del grupo se situó en 2.43% en el primer trimestre del 2018, un incremento de 5 puntos base a tasa anual. Su índice de capitalización se colocó en 15.71 por ciento.

De igual forma, en dicho periodo los depósitos crecieron 11.9% respecto al mismo trimestre del 2017, por lo que representan ya 85% de su fuente de fondeo.

Santander informó que sigue avanzando en su proceso de inversión del 2017 hasta el 2019, por 15,000 millones de pesos.