Banco Sabadell, la cuarta entidad financiera de España, decidió este jueves, en una reunión extraordinaria de su Consejo de Administración, trasladar su sede social a Alicante ante una posible declaración de independencia unilateral en la región de Cataluña en los próximos días, según ha informado el grupo financiero a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

En una nota de prensa, la entidad presidida por Josep Oliu aclaró que “continuará desarrollando con absoluta normalidad su actividad en todos los territorios en los que está presente”, además de indicar que el traslado del domicilio social “no permite movimiento de empleados” y que ha tomado esta decisión “para proteger los intereses de nuestros clientes, accionistas y trabajadores”.

La junta de accionistas de Sabadell facultó en su día al consejo para poder cambiar el domicilio social si fuera necesario en un lapso de apenas 24 horas.

El traslado hacia Alicante tiene sentido, ya que desde el punto de vista de negocio, la Comunidad Valenciana es la región más importante para el banco después de Cataluña. Es donde tiene la mayor red, el mayor número de empleados y también cuenta con varios centros corporativos, entre ellos, el que acoge el backup informático. Además, la sede de Solvia, su unidad inmobiliaria, también está en Alicante.

“No es una decisión política sino empresarial”, afirmaron fuentes de la entidad que se inclinó por Alicante (luego de contemplar también a Madrid como posible sede social) al tener la sede de la Caja del Mediterráneo que adquirió en años recientes.

Sin embargo, la sede corporativa se mantendrá en Barcelona, la ciudad catalana donde el banco cuenta actualmente con 638 sucursales.

El presidente de Sabadell indicó esta semana que, ante la “inquietante” situación política que vive España, Sabadell cuenta con los instrumentos adecuados en el marco de la Unión Europea y del sistema de supervisión bancario europeo para proteger los intereses de sus clientes.

CAIXABANK ESTUDIA NUEVA SEDE

En tanto, el Consejo de Administración de CaixaBank se reunirá hoy también para estudiar el posible cambio de su sede central desde Cataluña, previsiblemente a las Islas Baleares, la otra comunidad histórica de la entidad. En concreto, fuentes del mercado barajan la posibilidad de que el nuevo domicilio se sitúe en Palma de Mallorca.

Al igual que Sabadell, fuentes oficiales de la entidad reiteraron que CaixaBank adoptará las “decisiones necesarias, en el momento oportuno, siempre con el objetivo de hacer prevalecer los intereses de los clientes, accionistas y empleados”. Asimismo, aseguró que todavía no hay una decisión tomada al respecto.

SALIDA EXPRESS DE EMPRESAS

En medio de estos anuncios, el Consejo de Ministros del gobierno español podría aprobar mañana un decreto de ley para facilitar la salida rápida de empresas de Cataluña, según informó la agencia Reuters.

La medida, que se adoptaría mediante una modificación reglamentaria, permitiría que las empresas pudiesen cambiar de sede sin pasar previamente por una junta de accionista. En el caso de CaixaBank, sus estatutos establecen que esa decisión debe ser validada por la junta.

REBOTE EN LA BOLSA

Tanto CaixaBank como Sabadell  rebotaron con fuerza en Bolsa (4.9 y 6.1%, respectivamente) tras conocerse su intención de abordar un traslado de sede para proteger los intereses de sus clientes y accionistas.

En el caso de Sabadell, entidad financiera muy penalizada en Bolsa en las últimas sesiones, fue el componente del Ibex 35 que más avanzó. En lo que va del año, los títulos de Sabadell ganan 30 por ciento.