El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que, el pasado miércoles, sufrió un ataque cibernético que afectó el funcionamiento de su página de Internet; sin embargo, aseguró que la información de los contribuyentes está protegida.

“El SAT informa que durante un tiempo de aproximadamente tres horas (de las 17:40 horas a las 20:40 horas), los sistemas informáticos fueron sujetos de presiones externas. Lo que significó un funcionamiento intermitente en el sitio web”, detalló el órgano recaudador a cargo de Raquel Buenrostro.

Aclaró que los sistemas de alerta con los cuales cuenta la institución, permitieron activar mecanismos de protección para la información tributaria de manera inmediata.

“Debido a los sistemas tecnológicos de vanguardia con los que cuenta el SAT, la información de los contribuyentes nunca estuvo expuesta y se encuentra debidamente resguardada y protegida”, subrayó.

El padrón de contribuyentes del SAT está conformado por 78.5 millones de causantes que han sacado su RFC ante la autoridad fiscal. En el primer semestre de este año el fisco recibió un total de 6 millones 507,564 declaraciones anuales, con información de los gastos e ingresos de los pagadores de impuestos.

“Los servicios que presta el SAT se encuentran operando con normalidad, a fin de facilitar el cumplimiento de las obligaciones fiscales; con la garantía y el compromiso de mantener segura y protegida toda la información”, indicó el fisco.

Este ataque se da en la misma semana en que instituciones como la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y el Banco de México (Banxico) registraron ciberataques, los cuales se adjudicó el grupo Anonymous México.

En el primer ataque, ocurrido a la Condusef, el lunes pasado, el mensaje que se observó fue un supuesto reclamo de este grupo al presidente Andrés Manuel López Obrador para que presentara un plan de reactivación económica, seguida de una amenaza contra Banxico. Al día siguiente, el banco central informó que fue objeto de “un intento de degradación de servicio”.

[email protected]