El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) concluyó su actividad comercial 2012 con una licitación pública de inmuebles reportando ingresos por 106.1 millones de pesos, así como una subasta electrónica en la que se generaron ventas adicionales superiores a 10 millones de pesos.

El organismo descentralizado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) acumuló ventas totales por 726 millones de pesos, la cantidad más elevada en los últimos seis años y 61% por arriba de lo programado para el 2012, que era de 450 millones de pesos.

De esa cifra acumulada de enero a la fecha, 321 millones correspondieron a la venta de bienes muebles y vehículos tanto en subastas públicas presenciales y electrónicas, como en ventas directas a estados y municipios, mientras que los restantes 405 millones de pesos se obtuvieron por la enajenación de inmuebles diversos en licitaciones públicas y subastas electrónicas.

El SAE realizó cuatro subastas presenciales y 24 electrónicas (la número 25 se encuentra en curso) en el año, además de tres licitaciones públicas de inmuebles, la última de las cuales concluyó el pasado viernes gran participación.

El monto obtenido en este proceso, 106.1 millones de pesos, significó un sobreprecio promedio de 16.4% respecto del valor base del conjunto de inmuebles vendidos.

TRANSPARENCIA

En apego a la transparencia que caracteriza los procesos comerciales del SAE, esta licitación pública de inmuebles se llevó a cabo en presencia de notario público y representantes del Órgano Interno de Control, así como de los postores registrados, a la vista de los cuales se abrieron las ofertas presentadas en sobre cerrado.

Por otra parte, el pasado jueves concluyó la vigésima cuarta subasta electrónica del año, en la que se obtuvieron más de 10 millones de pesos, producto de la venta por este canal de comercio electrónico permanente, de 20 lotes de vehículos para reciclar (3 millones de pesos) dos embarcaciones pesqueras (1.1 millones), una aeronave Beechcraft Super King Air (1.2 millones) y cinco lotes de joyería proveniente de comercio exterior por los cuales se obtuvieron 232,000 pesos, entre los principales lotes.