Las grandes reservas de capital que han tenido que crear los bancos en cumplimiento de la nueva normativa tras la crisis del 2008 podrían limitar los fondos disponibles para conceder préstamos, lo que iría en detrimento del crecimiento económico , advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además, reconoció que la operación transfronteriza de los bancos extranjeros ha sido el principal factor de contagio durante la crisis; no obstante, resultó beneficiosa en el pasado.

Las conexiones financieras entre bancos de distintos países puede significar que lo que comienza como un problema en algún país, como Estados Unidos, se transmitirá rápidamente al resto del mundo. En lugar de ser una vía para compartir el riesgo, tales conexiones se convierten en un canal de contagio , abundaron en el primero de los dos capítulos liberados del Global Financial Stability Report .

Al interior del cuarto capítulo, titulado Cambiar las estructuras financieras globales ¿ha incidido en el crecimiento futuro? , economistas del organismo coincidieron con las advertencias que previamente desde el 2010 han realizado los principales banqueros mundiales, asociados al Institute of International Finance.

MESURAR MEDIDAS

En la presentación de los primeros dos capítulos analíticos del reporte, la directora de Estabilidad Mundial del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital, Laura Kodres, afirmó: Un sistema financiero que sea demasiado seguro puede limitar la cantidad de fondos disponibles para conceder préstamos y entorpecer el crecimiento .

Según el análisis, que se fundamentó en datos de 58 economías miembros del FMI, recabados entre 1998 y el 2010, no existen referencias de éxito replicables en su totalidad por los gobiernos.

Lo que ha sido bueno para China, quizá no lo será para Alemania y lo que ha funcionado en Japón, no funcionará necesariamente bien con Estados Unidos , reconocieron.

LA DOSIS

En el documento, el FMI sugiere que se mantengan niveles de capital y de activos líquidos de una calidad y cantidad suficiente .

Es decir, que no tan elevados como para inhibir el papel de los bancos como proveedores de crédito y su contribución al crecimiento económico .

Además, recomienda establecer un proceso eficaz de gestión y supervisión de los bancos extranjeros para respaldar una actividad financiera favorable en los diferentes países donde operan .

Los economistas del organismo observaron la ventaja que tendría generar marcos sólidos para atender a los bancos en situación de quiebra, de tal modo que se puedan otorgan préstamos transfronterizos que garanticen que los flujos financieros entre los países serán constantes, aun en momentos de crisis.

Los capítulos se difundieron, pero el texto completo estará disponible la semana próxima, una vez que hayan arrancado los trabajos previos de la Reunión Anual del FMI y el Banco Mundial, a desarrollarse en Tokio, Japón.

[email protected]