La crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus provocó el mayor retiro de dinero del fondo para el retiro de los trabajadores mexicanos desde 2005, cuando comenzó a realizarse el registro. El total de dinero retirado superó los 20,000 millones de pesos, con un promedio por retiro de 11,735 pesos: tres veces el salario mínimo de un mes.

En total, 1 millón 209,437 trabajadores realizaron retiros de su fondo de ahorro para el retiro, administrada por alguna de las 11 operadoras en el mercado: Azteca, Citibanamex, Coppel, Inbursa, Invercap, PensionISSSTE, Principal, Profuturo, SURA y XXI Banorte. La ley permite a los trabajadores que se quedaron sin empleo retirar el equivalente a 11.5% de su salario acumulado, pero sólo una vez cada cinco años y después de cumplir 46 días sin empleo.