El presidente de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), Bernardo González Rosas, aseguró que el sistema de las administradoras de fondos ayudó a los mexicanos en la crisis sanitaria y económica a través de los retiros parciales por desempleo.

“El sistema de ahorro para el retiro probó su utilidad para familias que desafortunadamente perdieron el empleo como consecuencia de la crisis económica derivada de la pandemia, los retiros parciales por desempleo fueron fundamentales”, explicó en conferencia de prensa.

Según datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) el retiro promedio a través de esta herramienta fue de 11,735 pesos.

De acuerdo con datos de la Amafore, 80% de los retiros parciales por desempleo se concentraron en trabajadores que ganan menos de tres salarios mínimos; 60% de los solicitantes fueron hombres y 40% mujeres.

Para el titular de la Amafore los retiros por desempleo no generan un “daño permanente” a la pensión del trabajador porque se tiene un tope de retiro de 10.5 por ciento. Esto permite que no se vacíe la cuenta del ahorrador, como sí sucedió en Perú o en Chile, con los retiros en las Administradoras de Fondo de Pensiones.

El presidente de Amafore recomendó a los trabajadores que en la medida de los posible y en cuanto se pueda reintegren “poco a poco” los recursos que utilizaron en su momento.

Generación afore

Por otra parte, en el marco del 24 aniversario de la Ley de Sistema Ahorro para el Retiro, González Rosas mencionó que para este año, 100 personas podrán acceder a su pensión a través de la capitalización individual, según datos que el regulador compartió con Amafore.

“Este número irá creciendo. El dato que conocemos es que para finales del 2024, 300,000 personas podrían solicitar su pensión de las afore. Hay que recordar que este es el primer año que ya hay personas que cumplen las características para poder solicitar pensión por esta vía”, comentó.

A pesar de la pandemia de Covid-19 y de los retiros parciales por desempleo, las plusvalías generadas en el sistema de administradoras de fondos fueron por 552,646 millones de pesos, esto es 14% más que lo registrado en el 2019; por segundo año consecutivo se rompieron las cifras históricas en este apartado.

valores@eleconomista.mx