El Banco de México dio a conocer que a partir de octubre próximo, los bancos y empresas de servicios de transferencia de fondos deberán reportar las remesas que reciben en cada municipio del país, incluyendo las delegaciones del Distrito Federal.

En una circular que contiene las reglas aplicables a la prestación de servicios de transferencias de fondos publicadas ayer en el Diario Oficial de la Federación, explicó que los recursos que mexicanos residentes en el exterior envían a sus familiares en territorio nacional, a través del servicio de transferencias, constituyen una fuente importante de ingresos para nuestro país.

Destacó que el conocimiento de las principales características de los ingresos por remesas, como los montos, distribución, forma de pago, país de origen, municipio y entidad federativa, son elementos que contribuyen a la comprensión de estos flujos, a la toma de decisiones de los participantes del mercado y al diseño de políticas públicas relacionadas con el tema.

ENVIOS AL EXTERIOR

Dijo que es necesario medir y observar la evolución de los flujos que los extranjeros residentes en México envían a sus familiares en sus países de origen a través de bancos o empresas de transferencias de fondos. Esto servirá para incorporar esta información a la estadística de la balanza de pagos y para mantener actualizado el registro de las instituciones de crédito y empresas que participan en este mercado de envíos de recursos al exterior.

Estas reglas, que eliminan a las emitidas en octubre del 2002, incluyen los formatos de los reportes que deben elaborar los bancos y las prestadoras de servicios de transferencias de fondos sobre las remesas del exterior recibidas por medios electrónicos, por entidad federativa, de recursos pagados directamente al beneficiario o los enviados a otra empresa para su pago.

Se incluye el nombre o razón social, importe, moneda y número de remesas. También se dio a conocer otro formato con nuevas claves de entidad y municipios que se detallan en un catálogo anexo.