El Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) acumula recursos por más de dos billones 800,000 millones de pesos, de los cuales casi la mitad corresponde a los rendimientos generados a lo largo de los 19 años de operación, a pesar de los periodos de volatilidad que generan que en momentos haya minusvalías.

De acuerdo con información de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore) al cierre de septiembre pasado, el saldo inicial en el sistema fue de un billón 435,200 millones de pesos, lo que representó 51.22% del total de los recursos.

En tanto, las aportaciones del periodo fueron de 111,100 millones de pesos, mientras que los rendimientos netos de comisiones ascendieron a un billón 255,200 millones de pesos, lo que implicó 44.8% del ahorro total.

Dichos rendimientos derivan de las estrategias de inversión de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) en diferentes instrumentos financieros, como bonos del gobierno federal, deuda privada, acciones tanto en el mercado local como extranjero, mercancías, entre otros.

Este año se tuvieron en el mercado de valores nuevos instrumentos que fueron las Fibras E y los Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis), de los cuales se espera que haya más colocaciones durante el 2017 y las Afores tengan una gran participación, lo que contribuirá a dar mayores rendimientos a los trabajadores mexicanos.

Por medio de esos instrumentos, al cierre de octubre pasado, las Afores financiaron con 821,000 millones de pesos a empresas mexicanas y proyectos productivos de distintos tamaños y en diversos sectores de la economía.

De manera específica, 504,000 millones de pesos se canalizaron por medio del mercado de deuda local y 167,000 millones de pesos en el mercado de capitales local (acciones), recursos que van principalmente a empresas grandes.

Además, destinaron 112,000 millones de pesos en Certificados de Capital de Desarrollo (CKDes) y 38,000 millones a Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras), que se enfocan a apoyar a empresas medianas.

Las Afores invierten los ahorros de los mexicanos, por medio de las Sociedades de Inversión Especializadas en Ahorro para el Retiro conocidas como Siefores, las cuales son los segundos participantes en el mercado financiero con una contribución de 17%, sólo por debajo de los bancos que representan 42%, indican las cifras del organismo.

A esas entidades les siguen las sociedades de inversión con 12%; la banca de desarrollo con 10%; aseguradoras con 5.0%; instituciones de fomento con otro 5.0%; casas de bolsa con 3.0%; sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) o limitado (sofoles) con 4.0%; entidades de ahorro de crédito popular con 1.0 por ciento.

rarl