México cerró el 2014 con el mayor flujo de remesas para un diciembre de los últimos siete años, con ingresos por 2,196 millones de dólares , según cifras del Banco de México (Banxico).

Así, el total de remesas enviadas al país sumó 23,606 millones de dólares, el mayor flujo anual registrado desde el 2009.

De acuerdo con Alberto Ramos, subdirector de análisis económico en Goldman Sachs para América Latina, las remesas registraron un alza de 7.8% anual en dólares, pero al pasarlo a pesos mexicanos, que es como gastan y ahorran las familias, el incremento fue de 12.3% anual.

Según sus previsiones, este desempeño positivo de los envíos de dinero y especie en forma de remesas continuará en un fortalecimiento este año, en paralelo al de-sempeño económico y expansión del empleo en Estados Unidos. Es una evidencia, dice desde Nueva York, del mejor desempeño que está mostrando la economía estadounidense y viene a apuntalar la expectativa de un mayor consumo de parte de los receptores en México.

El 2007 referido es el previo a la crisis del sector hipotecario de Estados Unidos, el sector que genera el mayor número de empleos a los trabajadores mexicanos.

Diciembre resultó el decimoséptimo mes consecutivo con datos positivos en los envíos y el flujo mensual incorpora una aceleración gradual con respecto al nivel del mes previo, que fue de 1,775 millones de dólares. Por primera vez en el 2014 las transferencias superaron el pico de los envíos registrado en mayo, cuando el banco central identificó transacciones por 2,146 millones de dólares.

BBVA Bancomer comenta que este avance de las remesas es un indicador favorable sobre el empleo de Estados Unidos, pues evidencia que hay mejores condiciones laborales.

En el detalle de la información se puede ver que en diciembre se realizaron 7.3 millones de operaciones para hacer estos envíos, lo que permite estimar que el valor promedio de las remesas en el mes fue de 300.57 dólares.

Se mantuvo la preferencia de transferencias electrónicas para hacer llegar los recursos a México, al registrarse 97.2% de los envíos por esta vía, mientras el segundo tipo de entrega se realizó en efectivo y especie; es decir, 0.30% de las remesas registradas por el banco central.

Según la información del Banxico, los principales receptores de remesas se encuentran en las entidades de Michoacán y Guanajuato.

Las remesas se han mantenido como una de las principales fuentes de ingreso de divisas para el país, desde hace más de 16 años, incluso por arriba de la derrama que deja el turismo.

Aunque no se tienen cifras oficiales sobre la derrama que dejaron los visitantes el año pasado, estimaciones del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) consignan que pudieron ingresar 15,900 millones de dólares.