Entre enero y septiembre de este año, los trabajadores en el exterior han enviado 20,046 millones dólares a sus familias en México, vía remesas, el mayor flujo acumulado para un periodo similar desde 1995.

Información del Banco de México (Banxico) consigna un incremento 7.66% en estos envíos al mes de septiembre, frente al mismo periodo del 2015. En pesos mexicanos, significa un fortalecimiento de 24.4% anual, precisa desde Nueva York Alberto Ramos, economista para América Latina en Goldman Sachs.

Sólo en septiembre, el banco central documentó entradas de remesas por 2,378 millones de dólares, que es también el mayor envío en 30 días para un mes similar desde el 2006, y es el segundo flujo mensual más alto en lo que va de este año.

La tendencia es relevante si consideramos que es vista por analistas de Grupo Financiero Banorte, Citibanamex y Goldman Sachs como uno de los factores de empuje para el consumo interno y por ende para el crecimiento económico.

También es importante porque el candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos ha amenazado con utilizar las remesas de los trabajadores mexicanos para financiar la construcción de un muro que dividiría a ambos países.

No obstante, analistas de Bulltick Capital Markets y Bank of America Merrill Lynch (BofA) han advertido que para hacerlo, en la eventualidad de que gane las elecciones la semana entrante, tendría que pasar una serie de filtros legales como el hecho de que el Congreso lo apruebe.

Pero Carlos Capistrán, economista en jefe de BofA, aseguró que dicha permisibilidad sería equivalente a que el país, que ha defendido la libertad por siglos, incaute los ingresos de sus trabajadores.

Radiografía de la remesa

En el noveno mes del año, el envío promedio de remesas fue de 304 dólares en 7.8 millones de operaciones.

Esta remesa media mensual es también la más alta registrada desde marzo del 2015, pero sigue debajo del histórico alcanzado en octubre del 2008, de 395 dólares.

Según los datos de Banxico, las transferencias electrónicas siguen siendo el principal medio de envíos, al realizar 99% de sus operaciones por esta vía, mientras que el segundo tipo de entrega se realizó en efectivo y especie, lo que corresponde a 0.30% de las remesas registradas por el banco central.

Por tratarse del reporte al cierre del tercer trimestre, el Banco de México divulga estadísticas detalladas sobre el origen y destino de estos envíos.

Así, el punto de origen del mayor flujo de remesas hacia México se mantiene en Estados Unidos. El 95% de 20,046 millones de dólares que ingresaron a los hogares mexicanos que reciben remesas fueron enviados desde el vecino del norte.

De acuerdo con la información desagregada, es en Texas, Nueva York y Washington donde se concentra una tercera parte de los envíos que hacen los connacionales.

El otro 5% de los recursos reportados como remesas que ingresaron al país en el tercer trimestre del año llegó de más de 100 países, dentro de los que destacan Canadá, Ecuador, Colombia, Argentina, El Salvador, todos en este continente. Y llegan también desde Italia, Francia y España.

De África, llegaron remesas originadas en Senegal, Zambia y Sierra Leona.

Desde Asia, son China y Singapur los puntos que nutren los envíos electrónicos en su mayoría, que llegan a las familias mexicanas que reciben remesas.

CDMX, entre los ?mayores receptores

Según esta información divulgada por el Banco de México, las entidades del país que resultaron los mayores receptores de remesas son Michoacán, Guanajuato, Jalisco, el Estado de México y la Ciudad de México (CDMX).

Como las estadísticas están más segmentadas, se puede identificar que en la CDMX las delegaciones que resultaron las principales receptoras de estos recursos son Miguel Hidalgo, Iztapalapa y Álvaro Obregón.

La capital del país recibió un acumulado al tercer trimestre de 370 millones de dólares. El 50% de estos recursos fue captado por estas tres demarcaciones, donde la delegación Miguel Hidalgo se corona como el líder receptor, al haber registrado 50 millones de dólares de remesas.

De acuerdo con los datos de Banxico, México es mucho más que el quinto receptor mundial de remesas; también es un importante originador de los envíos que reciben más de 100 regiones del mundo, como consta en la información del banco central.

Son Estados Unidos, China y Colombia los tres mayores receptores de remesas originadas en este país.

Para ver el detalle de esta información, se puede acceder a la siguiente ruta: http://www.banxico.org.mx/SieInternet/consultarDirectorioInternetAction.do?accion=consultarCuadro&idCuadro=CE166&sector=1&locale=es.

[email protected]