En febrero el envío de remesas al país mantuvo su dinamismo e incluso aumentó. Según cifras del Banco de México (Banxico), durante el segundo mes del año, las remesas que ingresaron al país representaron un monto de 2,694 millones de dólares, es decir un crecimiento de 10.49% respecto al mismo mes del 2019.

De acuerdo con las cifras del Banxico, este aumento no se veía desde septiembre del 2019, cuando el crecimiento anual fue de 13%, respecto al mismo mes del 2018.

La información emitida por el Banxico muestra que durante enero y febrero el monto acumulado en remesas sumó 5,277 millones de dólares, es decir, un crecimiento de 7.83%, respecto al primer bimestre del 2019.

Los datos del Banxico arrojan que el monto promedio por envío aumentó 3.2% de manera anual durante febrero para ubicarse en 321 dólares, mientras que el número de envíos se ubicó en 8.4 millones, es decir un incremento de 7.25% respecto al mismo mes del año pasado.

Pese al desempeño que tuvieron las remesas en los dos primeros meses del año, especialistas prevén una caída en el monto anual de este concepto, causada por el golpe del Covid-19 a la economía mundial, en especial la de Estados Unidos.

Anticipan efecto por crisis

BBVA México estimó que en el 2020 haya una caída en las remesas que envían los connacionales, principalmente de Estados Unidos, de 17%, para quedar en los 29,900 millones de dólares, contra los 36,000 millones registrados en el 2019.

La entidad prevé que, dado que los efectos de la pandemia en la economía serán igual o más profundos que la crisis del 2008-2009, la recuperación de los niveles por envío de remesas al país se dé en un plazo que puede ir de los cuatro hasta los 10 años, según la profundidad de la afectación económica mundial, en especial en Estados Unidos.

En un documento especial, el banco detalló que, derivado de la crisis que ya se padece en Estados Unidos, el número de desempleados aumentará en forma muy significativa y se verán niveles similares a los observados durante la recesión financiera del 2008-2009.

En este sentido, consideró que la población mexicana que reside en Estados Unidos, sin duda, se verá afectada y también el envío de remesas que hacen a sus familiares y conocidos en México.

“El escenario actual perfila que se tendrán efectos económicos mayores que los observados en la pasada recesión financiera mundial. Así, se presenta un escenario donde las remesas registren afectaciones similares o superiores a los de la última recesión”, señala.

En aquella ocasión, argumentó, fue hasta el 2016, 10 años después de iniciada la caída, que las remesas a México lograron superar el monto récord que se tenía en el 2007 de 26,059 millones de dólares.

En este sentido, explicó que, considerando un escenario en el que el impacto económico en Estados Unidos fuera superior a los efectos de la recesión financiera del 2008-2009, las remesas podrían tener una caída acumulada de más de 21% en el 2020 y el 2021; con una contracción de 17% sólo en el 2020.

[email protected]